Skip to main content

European Human Biomonitoring Initiative

Article Category

Article available in the folowing languages:

Proteger la salud de los ciudadanos europeos frente a las amenazas químicas

El equipo de un proyecto a gran escala se propuso armonizar la biovigilancia humana de sustancias químicas nocivas a nivel paneuropeo.

Seguridad

Todos los días estamos expuestos a sustancias químicas naturales y artificiales, y aunque no todas son perjudiciales, muchos de ellas sí lo son. Los ciudadanos europeos emplearon, en 2020, más de 200 millones de toneladas de sustancias químicas sospechosas de ser peligrosas para la salud humana, incluidas más de 34 millones de toneladas de sustancias químicas cancerígenas, mutagénicas y tóxicas para la reproducción. «La exposición de los seres humanos a sustancias químicas es un problema cada vez mayor, sobre todo porque se emplean en productos cotidianos, desde materiales en contacto con alimentos hasta ropa, cosméticos y juguetes» —explica Marike Kolossa, toxicóloga en la Agencia de Medio Ambiente de Alemania—. Además, el uso y la producción de sustancias químicas está creciendo más rápido que la población mundial». Para establecer un punto de referencia sobre las pruebas de amenazas químicas en la Unión Europea (UE), el equipo del proyecto financiado con fondos europeos HBM4EU llevó a cabo un programa de biovigilancia humana (HBM, por sus siglas en inglés) a gran escala. «El objetivo de HBM4EU era esclarecer la cuestión de cómo de expuestos están los seres humanos a determinados productos y grupos químicos, así como analizar la exposición acumulada y agregada —agrega Kolossa, coordinadora del proyecto—. En conjunto, el uso eficaz de datos de HBM a través del proyecto dará lugar a una mejor evaluación del riesgo químico en la UE».

Mejorar la HBM en la UE

La HBM consiste en medir sustancias químicas o sus metabolitos en muestras humanas como, por ejemplo, orina y sangre. Este método permite identificar la carga corporal interna total de una sustancia química y, si se usa de forma correcta y generalizada, puede ayudar a determinar sus patrones de exposición y su distribuciones entre poblaciones. El equipo del proyecto HBM4EU uniformó los procedimientos, las herramientas y los datos de HBM a nivel paneuropeo al reunir datos existentes o nuevos recopilados entre 2014 y 2021 en todas las regiones europeas. Su objetivo principal era recabar datos, hacerlos comparables cuando fuera posible y utilizarlos para determinar el nivel de exposición interna de los ciudadanos europeos. Este proceso también ayudó a poner de manifiesto las brechas del conocimiento en los niveles de exposición internos y externos. Además, los investigadores de HBM4EU desarrollaron nuevos métodos para identificar la exposición interna humana a sustancias químicas presentes en el medio ambiente o en el lugar de trabajo, así como para establecer los vínculos causales con los efectos en la salud humana. Durante el proyecto se estableció una serie de centros nacionales y se creó una red de HBM, que incluye a responsables políticos de toda Europa.

Cerrar la brecha entre la política y la ciencia

Los resultados de HBM4EU no solo ayudan a proteger la salud y el bienestar de los ciudadanos europeos, sino que además permiten a las personas tomar decisiones responsables y bien fundamentadas sobre sus opciones de consumo y comportamiento. Los responsables políticos y las agencias nacionales y europeos se benefician de datos de gran calidad para tomar decisiones políticas, mientras que la comunidad científica se beneficia de mejores datos de exposición a sustancias químicas. «HBM4EU se diseñó para cerrar la brecha entre la política y la ciencia», agrega Kolossa.

HBM4EU como parte de un ecosistema europeo más saludable

El descubrimiento de que los niveles de exposición a las diferentes sustancias variaban a lo largo de Europa demostró que se necesita con urgencia un sistema de HBM sostenible en la UE. Sin embargo, el equipo del proyecto aclara que el potencial pleno de HBM4EU solo se puede lograr si se encuentra un método sostenible para su aplicación dentro de una directiva política de la UE como REACH. «Los resultados de HBM4EU ponen de manifiesto la necesidad de estrategias relevantes a nivel de la UE, como el Pacto Verde Europeo, el Plan de acción de contaminación cero para la sostenibilidad y la Estrategia “De la Granja a la Mesa”», observa Kolossa. «Al mismo tiempo, proporcionan los datos con los que se puede medir, y se medirá, el éxito, o el fracaso, de la puesta en marcha de las estrategias», concluye Kolossa.

Palabras clave

HBM4EU, humana, biovigilancia, sustancias químicas, exposición, salud, estrategia, política, ciencia

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación