Skip to main content

Delayed Transformational Fatigue in Central and Eastern Europe

Article Category

Article available in the folowing languages:

Examinar el ascenso del populismo en Europa Central y Oriental

Los movimientos políticos que se oponen a la política democrática liberal y pretenden hablar en nombre del pueblo están en auge desde hace décadas. El equipo de un proyecto financiado con fondos europeos investigó las raíces y ramificaciones del auge populista en Europa Central y Oriental.

Sociedad

El colapso del socialismo de Estado trajo consigo la liberalización de la vida pública, la democratización de la política y la abolición de las economías estatales. Dichas transformaciones, socialmente costosas, no se han llevado a cabo sin problemas y han seguido la misma dirección en todos los Estados poscomunistas. Sin embargo, a mediados de la década del 2000, algunos países de Europa Central y los Estados bálticos parecían haber logrado consolidar la democracia liberal. Sin embargo, se produjo una ruptura. La trayectoria política viró hacia nuevas direcciones cuando los partidos populistas empezaron a ganar más apoyo. Los populistas trataron de deslegitimar el sistema democrático liberal en nombre de un mayoritarismo sin restricciones. Entre los casos más destacados encontramos el de Hungría y Polonia. El equipo del proyecto FATIGUE, financiado por las Acciones Marie Skłodowska-Curie, pretendía interpretar este desconcertante giro y su aparición tardía, así como reconocer sus consecuencias y proponer soluciones políticas viables.

Explorar la relación entre el aumento del populismo y la fatiga

«Nuestra metodología para entender el ascenso de la política populista en Europa Central y Oriental se ha basado en el concepto de “fatiga transformadora tardía”, señala Richard Mole, catedrático de Sociología Política en la Escuela de Estudios Eslavos y de Europa Oriental del University College de Londres y coordinador del proyecto. Mole explica que se ha establecido dicho concepto para plasmar la creciente decepción con los resultados iniciales de las reformas económicas y, en particular, con las nuevas élites que surgen en las sociedades poscomunistas. Dicha sensación generalizada de cansancio se ha relacionado estrechamente con el aumento del populismo. También se trató de entender por qué apareció posteriormente ese auge del populismo. «Las reformas económicas neoliberales de la década de los noventa del siglo pasado aumentaron la desigualdad, mientras que los rápidos cambios sociales y culturales que se produjeron provocaron una sensación de dislocación. Las personas se sentían despojadas de sus culturas e identidades individuales debido a la globalización», explica Mole. «Tales cambios económicos, sociales y culturales suelen provocar que los miembros de grupos previamente favorecidos sientan que están perdiendo su estatus. En general, “al volver a engrandecer al país” los populistas prometen restaurar la sensación de pertenencia de los antiguos privilegiados.

Programas de formación a medida

En el proyecto FATIGUE se ofreció formación a quince investigadores noveles, cada uno de los cuales realizó una contribución original a nuestra comprensión de las causas y consecuencias del populismo. Se abordaron los siguientes temas: la democracia antiliberal y la política de derechas, la política de la memoria, el populismo económico y la desigualdad, las culturas de la reacción (xenofobia, antisemitismo, homofobia y actitud en contra de los migrantes), así como la sociedad civil y los movimientos de protesta. Las investigaciones realizadas por sociólogos y politólogos pusieron de manifiesto la centralidad del tradicionalismo, según el cual la tradición, la nación étnica y el pueblo como comunidad constituyen los elementos organizadores de la sociedad. Los historiadores demostraron de qué manera los actores populistas pueden manipular e instrumentalizar la historia para movilizar a sus (potenciales) partidarios, legitimar relaciones más estrechas o más distantes entre Estados vecinos y justificar políticas de parentesco a través de las fronteras. Los investigadores económicos identificaron los factores que sustentan la aparición del populismo económico y su repercusión contradictoria en la convergencia económica entre los países de Europa Oriental. En cuanto a la cultura étnica, el grupo de investigación demostró de qué modo los políticos utilizan las diferencias etnoculturales como arma para crear jerarquías sociales dentro de sus Estados. Por último, el grupo de investigación sobre la sociedad civil mostró la importancia que tiene el marco, las estructuras de oportunidades políticas, las redes y la movilización de recursos en la lucha contra el populismo. Los investigadores difundieron sus conclusiones originales en seminarios, talleres y conferencias. Se han publicado numerosos artículos en revistas académicas y volúmenes, además de publicaciones en blogs y comentarios en los medios de comunicación.

Palabras clave

FATIGA, populismo, Europa Central y Oriental, fatiga transformadora tardía, poscomunista, formación

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación