Skip to main content
European Commission logo print header

Solutions for improving Agroecosystem and Crop Efficiency for water and nutrient use

Article Category

Article available in the following languages:

Ayudar a Europa a asegurarse la disponibilidad de agua y nutrientes

Se prevé que el cambio climático dificulte la agricultura europea al afectar al agua y los nutrientes necesarios para los cultivos. Los nuevos genotipos de cultivos y la gestión de los agroecosistemas pretenden mejorar la situación.

Alimentos y recursos naturales icon Alimentos y recursos naturales

Dos de los efectos previstos del cambio climático son la limitación de la accesibilidad al agua y la escasez de los principales nutrientes necesarios para los cultivos. «Se espera que el agua sea más limitada en muchas zonas de Europa, mientras que la disponibilidad de nutrientes podría ser menor, en parte, como consecuencia de una mayor escasez de agua», explica Philippe Hinsinger, científico experimentado del Instituto Nacional de Investigación para la Agricultura, la Alimentación y el Medio Ambiente (INRAE) de Montpellier (Francia) y coordinador del proyecto SolACE (Solutions for improving Agroecosystem and Crop Efficiency for water and nutrient use). Los agricultores también aplican los nutrientes principales, como el nitrógeno y el fósforo, mediante el uso de fertilizantes, lo que conlleva repercusiones ambientales importantes. Aumentar la sostenibilidad de la agricultura europea implica, por tanto, reducir el uso de fertilizantes, lo que se traduce en situaciones más frecuentes de limitación de nitrógeno o fósforo para los cultivos. El objetivo del proyecto SolACE, financiado con financiado con fondos europeos, era superar estos obstáculos diseñando nuevos genotipos de cultivos capaces de crecer en estas difíciles condiciones. El equipo también ideó una serie de prácticas de gestión para respaldar la agricultura europea, tanto para los sistemas de agricultura ecológica como para los convencionales. «Seguir disminuyendo el uso de estos fertilizantes en Europa es absolutamente necesario por razones ambientales, además de económicas, debido al aumento y las fluctuaciones de los costes de los fertilizantes», añade Hinsinger.

Genotipos de cultivos innovadores

Con los nuevos genotipos, los cultivos pueden buscar y aprovechar mejor los recursos subterráneos, como el agua y los nutrientes en profundidad, o lograr mayores rendimientos con menos agua o consumo de nutrientes. «En el contexto de SolACE, dedicamos gran parte de nuestros esfuerzos a mejorar la eficiencia de adquisición en relación con los rasgos subterráneos, que era el gran reto de nuestro proyecto», afirma Hinsinger. El equipo cultivó unos doscientos cincuenta genotipos de cultivo de trigo blando y trigo semolero, utilizando tecnologías de obtención de imágenes para evaluar los rasgos radiculares. También se investigaron grupos más pequeños de genotipos de patata. Asimismo, el equipo de SolACE formuló una nueva estrategia de mejora genética. Los datos sobre el fenotipo radicular condujeron al desarrollo de modelos de selección genómica, que se probaron con éxito para mejorar el rendimiento de los cultivos de trigo blando y semolero. El consorcio también utilizó biotecnologías para diseñar híbridos de trigo blando y patata. Los investigadores idearon una serie de prácticas novedosas de gestión de agroecosistemas, que se probaron en estudios piloto en el laboratorio y luego mediante experimentos de campo en diversos lugares de Europa. Para seguir probando estas nuevas estrategias, el equipo del proyecto llevó a cabo experimentos en explotaciones de siete redes de agricultores de toda Europa y dedicó un esfuerzo considerable a modelizar el rendimiento de los cultivos en condiciones climáticas futuras. «El uso de modelos de cultivos en combinación con condiciones climáticas futuras en distintas regiones de Europa mostró una gran diversidad de respuestas de los cultivos —explica Hinsinger—. Estas fueron negativas en las regiones meridionales y orientales y más bien positivas en muchas otras zonas: allí puede producirse una mejora del rendimiento debida al aumento del CO2 y de la temperatura», añade.

Política e investigación futura

Los productos de SolACE incluyen una serie de resúmenes, vídeos, material de formación y publicaciones en prensa especializada y científica y comunicación en congresos de la Asociación Europea para la Innovación en materia de Productividad y Sostenibilidad Agrícolas (EIP-AGRI). El equipo también elaboró una serie de informes políticos, que ofrecen recomendaciones políticas fundamentales para abordar estos retos específicos. «En la actualidad, se está estudiando la posibilidad de aprovechar más a fondo algunos de estos hallazgos, con la participación de pequeñas y grandes empresas biotecnológicas —afirma Hinsinger—. La participación en el proyecto ha suscitado interés y entusiasmo por las innovaciones probadas, especialmente entre los agricultores».

Palabras clave

SolACE, agricultura, agua, nutrientes, agroecosistema, gestión, cultivo, genotipos

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación