Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Nuevas orientaciones para el programa PHARE: prioridad a las adhesiones

El 19 de marzo de 1997 la Comisión Europea aprobó las nuevas orientaciones para el programa PHARE de la Comunidad que, desde su creación en 1989, ha venido prestando ayuda a los países de Europa central y oriental. PHARE dejará de ser de un programa definido en función de la d...

El 19 de marzo de 1997 la Comisión Europea aprobó las nuevas orientaciones para el programa PHARE de la Comunidad que, desde su creación en 1989, ha venido prestando ayuda a los países de Europa central y oriental. PHARE dejará de ser de un programa definido en función de la demanda para convertirse en un programa dirigido a preparar las futuras adhesiones de estos países a la Unión Europea. El programa PHARE, que inicialmente limitaba su radio de acción a Polonia y Hungría, presta en la actualidad asistencia técnica al proceso de transición hacia una economía de mercado y un sistema democrático de los diez países de Europa central solicitantes. Los programas de otros tres países (Albania, Macedonia y Bosnia-Herzegovina) beneficiarios de PHARE, no sufrirán alteración alguna. El total de las subvenciones de PHARE para el periodo 1990-1994 ascendió a 4.200 millones de ecus, y para 1995-1999 se prevén 6.700 millones de ecus en ayudas concedidas por dicho programa. Para los Estados candidatos a la adhesión a la UE, la financiación de PHARE se concentrará en proyectos vinculados a las necesidades prioritarias de cada uno de ellos en la perspectiva de la dicha adhesión. Las dos prioridades fundamentales serán la creación de instituciones y la financiación de inversiones. Aproximadamente un 30% de los fondos de PHARE se dedicará a la creación de instituciones, con el fin tanto de consolidar las instituciones democráticas y las administraciones públicas como de facilitar la introducción del acervo comunitario y de contribuir a que dichos países cumplan con los criterios económicos y políticos de la adhesión a la UE. El 70% restante se dedicará a la financiación de inversiones con el objetivo de mejorar empresas e infraestructuras. La Comisión creará un programa de adhesión en colaboración con cada país candidato. Se fomentará la estrecha colaboración de PHARE con otros programas comunitarios, en especial en los campos de la educación y la formación, y todos ellos además, se prepararán en colaboración con otras instituciones que ofrezcan ayuda financiera, como por ejemplo el Banco Europeo de Inversiones y el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo.

Países

Bulgaria, Chequia, Estonia, Hungría, Lituania, Letonia, Polonia, Rumanía, Eslovenia, Eslovaquia