Skip to main content

Performance optimisation of advanced glazing systems in practical applications

Article Category

Article available in the folowing languages:

Entender los cristales de las ventanas...

La preocupación arquitectónica moderna sobre la instalación de ventanas de vidrio, como parte de la fachada o en el interior de los edificios, no se limita simplemente a la cuestión de colocar una ventana. Tanto el consumo de energía como los requisitos de coste, los niveles de comodidad, la salud y la productividad forman parte del problema al que hacen referencia las ventanas de cristal. Incluso con las técnicas avanzadas de colocación de vidrios persisten las dificultades.

Tecnologías industriales

Entender cuáles son las condiciones óptimas para los ambientes internos de un edificio implica lograr un equilibrio acerca de diversos asuntos complejos. Por ejemplo, las ventanas que no aíslan con respecto a las pérdidas o los incrementos térmicos incrementarán el consumo de energía para mantener un entorno laboral agradable. Si dejan que entre demasiada luz, los empleados pueden sufrir tensión y fatiga ocular. Los vidrios reflectantes producen deslumbramientos que resultan perjudiciales para los conductores que pasan por las calles cercanas, y el vidrio tintado reduce tanto la luz como la absorción de calor, pero incrementa el consumo de iluminación eléctrica. La tecnología del cristal ha avanzado mucho en los últimos años, con objeto de instalar en los edificios los vidrios más adecuados. Sin embargo, y a pesar de la multitud de opciones disponibles, desde ventanas rellenas de gas de baja conductancia hasta cristales que absorben el calor, pasando por las ventanas con revestimientos selectivos del espectro o revestimientos de baja emitancia constituidos por óxidos metálicos, elegir el cristal correcto no es en absoluto una cuestión sencilla. Evidentemente, no existe un único tipo de ventana que sea adecuado para todas las aplicaciones, y lo más probable es que las soluciones óptimas consistan en una diversidad de tipos de cristal. No obstante, en virtud del proyecto IMAGE financiado por la CE, se han llevado a cabo de forma concurrente dos investigaciones con objeto de entender mejor las complejidades de esta materia. La primera investigación creó un procedimiento estándar de prueba destinada a evaluar el rendimiento de los sistemas avanzados de acristalamiento en condiciones de laboratorio y al aire libre. La segunda investigación se refiere al potencial de aprovechamiento del mercado, examinando factores tales como la determinación del ciclo vital del medio ambiente y el análisis coste-beneficio en la utilización de sistemas avanzados de acristalamiento. Además, se iniciaron estudios de integración del diseño para obtener comentarios que resultan esenciales para los fabricantes que quieran entender las fuerzas del mercado y las limitaciones existentes. En la actualidad el proyecto ha originado el desarrollo de una simulación informática que sirve para representar el rendimiento de los sistemas de acristalamiento, y una nueva herramienta de soporte de software denominada GDST ("Glazing Design Support Tool", o herramienta de apoyo al diseño de cristal) que permite que los fabricantes evalúen sus productos a través de una valoración multivariante del rendimiento. La innovación que subyace en los procedimientos estándares de prueba es su capacidad para comprobar el rendimiento en diversidad de condiciones climáticas reales y la inauguración de un conjunto de normas, o calificaciones IPV, que resume el rendimiento global a través de matrices representativas, por ejemplo el nivel de comodidad de las habitaciones, el consumo de energía, el impacto ecológico y el análisis comparativo de diferentes diseños. El cristal puede ser transparente, pero la integración de los sistemas avanzados de acristalamiento para lograr unas condiciones óptimas con respecto al medio ambiente y la energía está muy lejos de ser tan transparente como el cristal.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación