Skip to main content

Autonomous light intervention vehicle

Article Category

Article available in the folowing languages:

Vehículo subacuático autónomo para la intervención submarina

Los socios de ALIVE trataron de fabricar un nuevo vehículo autónomo de intervención rápida que, a diferencia de los AUV (vehículos autónomos submarinos), permite la manipulación automática además del acoplamiento y la recuperación autónoma.

Cambio climático y medio ambiente

La creciente tendencia a desarrollar campos subacuáticos ha hecho que la industria marítima y la industria del gas demanden continuamente herramientas para explotar y mantener de un modo rentable y fiable el equipo submarino. Aunque se ha demostrado que los vehículos operados a distancia (ROV, por sus siglas en inglés) son muy eficientes y versátiles, necesitan una gran cantidad de energía eléctrica y un control constante por parte de un buque de apoyo a los sistemas submarinos. Una alternativa prometedora es la de los vehículos autónomos submarinos (AUV). Se trata de herramientas marinas que requieren muy poca o ninguna intervención humana. El trabajo del proyecto ALIVE se centró en ampliar el alcance de las tareas llevadas a cabo por los AUV. Concretamente, abordó la financiación de las tareas de intervención rápida en estructuras subacuáticas estándar y no modificadas sin necesidad de buques de apoyo caros y de cordones umbilicales. El vehículo del proyecto ALIVE se puede lanzar desde cualquier buque adecuado y funcionar de modo independiente bajo la supervisión de un operador. Utiliza ordenadores de a bordo, fuentes de alimentación y cargas de vehículo para el control, la navegación y la dirección automática. La principal contribución técnica del proyecto fue la creación de un nuevo sistema híbrido de navegación basado en la navegación a estima y en la profundidad/altitud/velocidad. Para la navegación a estima, el sistema se ha diseñado de forma tal que se basa en sensores de a bordo y en el sistema de posicionamiento acústico externo para configurarlo periódicamente. Las correcciones se realizan en función del sistema de posicionamiento global (GPS) durante la navegación por la superficie, y cuando está debajo del agua se realizan mediante el sistema GIB, al que en ocasiones se hace referencia como "GPS submarino". Lo que une a todos estos sistemas es la cantidad de inteligencia del software creado para el vehículo del proyecto ALIVE. Tras una serie de pruebas de depósito y en aguas pocas profundas, se han llevado a cabo con éxito pruebas del sistema de navegación de ALIVE en el mar en condiciones inclementes de viento y alta mar. Ahora se prevén nuevas aplicaciones del vehículo de ALIVE, como la asistencia en operaciones de rescate, misiones arqueológicas y recogida de materiales peligrosos.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación