Skip to main content

Bubble control in glazes of ceramic products

Article Category

Article available in the folowing languages:

Ciencia avanzada para una cerámica mejorada

El vidriado que sella la porosa y humilde arcilla transforma una pieza de cerámica que no tendría valor en una porcelana fina y valiosa. Los parámetros críticos y prácticos de los vidriados de cerámica se definen mediante la microscopia térmica y pruebas de gradiente.

Tecnologías industriales

Un vidriado de cerámica es un revestimiento fino, brillante y transparente que cubre productos de arcilla como las cerámicas, la porcelana o los ladrillos. Es una sustancia vidriosa, un material cristalino que, cuando se hornea, sella los poros de la arcilla y produce la superficie dura que conocemos. Debido principalmente a su estado vidrioso amorfo, es difícil definir los puntos críticos y, consecuentemente, caracterizar los vidriados de cerámica. Además, cuando la temperatura del vidriado aumenta y alcanza la temperatura de sellado, muy probablemente se forman burbujas de manera simultánea. Las burbujas en el vidriado deterioran significativamente sus propiedades. El proyecto BUCOGLACER, con la ayuda de métodos científicos complejos, ha desarrollado procesos innovadores para controlar la formación de burbujas en el vidriado de productos de cerámica. Se puede especificar la temperatura de sellado utilizando pruebas de gradiente. Además de estas pruebas, se empleó la microscopia térmica para la observación de la muestra a diversas temperaturas. La microscopia térmica produce un análisis de imagen de vanguardia de la muestra de vidriado como función de la temperatura. Con la ayuda de técnicas de análisis por imagen se pueden definir los puntos característicos de la conducta de derretimiento del vidriado. Estas características contribuyen al cálculo de la viscosidad del vidriado como una función de la temperatura con fórmulas conocidas. Aunque el conocimiento de la viscosidad y la temperatura de sellado es suficiente para determinar completamente la conducta del vidriado, los socios del proyecto también utilizaron el método de la microscopia de plato caliente. Resultó ser una herramienta eficaz e importante para ayudar a evitar en última instancia la formación de burbujas en el vidriado. El método proporciona también la base para el desarrollo de nuevas normas de medición que podrían incorporarse en la futura estandarización europea de la cerámica.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación