Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

La placenta transmite pesticidas al feto

La incidencia de enfermedades alérgicas como el asma ha aumentado en las últimas décadas. Como parte del esfuerzo por encontrar una explicación, se ha investigado la transferencia de sustancias químicas ambientales a través de la placenta al feto.

Salud

Los xenobióticos son sustancias químicas que están presentes en el organismo, pero su fuente es externa, dado que no se producen ahí. Un grupo común de xenobióticos son los organocloros. Tienen un uso muy extendido en la industria, por ejemplo en disolventes e insecticidas. Si son biológicamente activos, pueden ser tóxicos. Un ejemplo notable es el diclorodifeniltricloroetano (DDT). Como insecticida, se ha demostrado que es el responsable de la reducción de poblaciones de animales como las aves de presa, debido al debilitamiento de la cáscara del huevo. El proyecto PLUTOCRACY, financiado con fondos comunitarios, ha recopilado datos sobre uno de los efectos más perjudiciales de los xenobióticos: la predisposición a enfermedades alérgicas. La investigación se centró en la premisa de que la exposición a los xenobióticos durante el embarazo puede causar sensibilización intrauterina. Esto podría dar lugar al desarrollo de una alergia si la exposición al alérgeno continúa tras el parto. El equipo del proyecto, en la Universidad de Bristol, estudió los primeros pasos del proceso en la exposición del feto, la transferencia a través de la placenta y la posterior acumulación en los tejidos. Para ello, usaron un modelo de placenta ex vivo que fue sometido a perfusión (bañado en fluido con los nutrientes necesarios). Se midieron los xenobióticos que podían rastrearse de manera radioactiva en la circulación de la madre y el feto, así como la acumulación de sustancias químicas en el tejido de la placenta y en los órganos del feto. Entre los organocloros estudiados estaban el DDT y el diclorobenceno (DCB), otro insecticida. Los bifenilos policlorinados (PCB), usados en acabados de suelos y adhesivos, también fueron objeto de control. Los científicos observaron que todos los xenobióticos atravesaban la placenta hasta el feto mediante el proceso de la difusión pasiva, aunque el DCB se difundía con mayor rapidez. En órganos fetales clave, la concentración de algunos de los pesticidas era superior a la concentración en los tejidos correspondientes de la madre, como la sangre, el bazo, la médula espinal, el cerebro y el hígado. Las implicaciones de esta investigación son de gran alcance, dado que la acumulación de organocloros en el tejido fetal podría afectar al desarrollo de los sistemas nervioso e inmunológico. Esto podría dar como resultado problemas de salud postnatales. Los datos que se han recopilado en esta investigación podrían combinarse con otros para adoptar un enfoque multidisciplinario. Algunos ejemplos serían la elaboración de modelos matemáticos y farmacoquinéticos.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación