Skip to main content

Tree shape and foliage volume map guided precision orchard sprayer

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un fumigado más preciso de árboles frutales gracias a mapas digitales

Las nuevas tecnologías están ampliando enormemente la variedad de herramientas para la aplicación de plaguicidas. El término «agricultura de precisión» puede emplearse para describir muchas de estas herramientas y también las tecnologías desarrolladas en el marco del proyecto PRECI SPRAY.

Cambio climático y medio ambiente

Los socios de este proyecto crearon herramientas específicas para la agricultura de precisión, con las que se pretendía reducir la cantidad de plaguicidas que se fumigan en las plantaciones frutales. Es posible ahorrar en materiales de control de plagas si el volumen y la dirección del fumigado se ajustan al volumen y la forma del follaje de los árboles. Esta práctica, además, puede deparar beneficios tanto económicos como para el medio ambiente. La aplicación de tecnologías informáticas al cuidado de plantaciones de frutales ha propiciado el desarrollo de un sistema de fumigado de gran precisión. Para calcular la cantidad de plaguicida más adecuada para las necesidades de cada árbol, se debe elaborar un mapa tridimensional que muestre la ubicación y la forma de los árboles del huerto. La fumigadora controla de manera automática la dirección y el volumen del fumigado conforme a toda la información recabada. Concretamente, las boquillas de la fumigadora pueden abrirse o cerrarse y variar la distancia con respecto a su objetivo a medida que se desplaza entre hileras de árboles. Por medio de reconocimientos estereoscópicos aéreos, pasando por encima de la plantación, se elaboran mapas de la ubicación de los árboles y otros datos orientativos. Para ello se aplican técnicas de fotogrametría y de procesado automático de imágenes. Mediante triangulación aérea se determinan con precisión las coordenadas de espacio y terreno de cualquier punto predeterminado. Estos valores proporcionan la información necesaria para establecer correspondencias entre los modelos estereoscópicos de fotogrametría y los datos obtenidos en etapas anteriores del crecimiento; de esta forma se compilan mapas de la forma y el volumen de los árboles. Estos mapas actualizados, complementados con otros datos de gestión, se envían al fumigador como plan de trabajo. El vehículo fumigador va modificando su posición según las instrucciones recibidas mediante un sistema de navegación por satélite. Durante el proceso de desarrollo y ensayo de este sistema de fumigado de gran precisión se obtuvieron conocimientos útiles sobre la posible utilidad de ciertas soluciones técnicas para proteger la salud de los árboles y del medio ambiente en general.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación