Skip to main content

Electrically modified biomaterials surface

Article Category

Article available in the folowing languages:

Nanotecnología para tratar enfermedades graves

Un grupo de científicos europeos e israelíes han unido sus fuerzas para investigar biomateriales que se pueden usar para tratar a los pacientes afectados por enfermedades cardiovasculares y osteoporosis.

Tecnologías industriales

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares son responsables de más de la mitad de las muertes en la Unión Europea y ejercen una presión muy importante sobre la fuerza laboral y los ingresos de las familias. Por otra parte, debido al envejecimiento de la población en la Unión Europea, las fracturas óseas relacionadas con la osteoporosis prácticamente se han duplicado durante la última década. Se estima que un 40 % de las mujeres de más de 50 años sufrirán fracturas debido a su baja densidad ósea. La Comisión Europea cree que la nanotecnología podría ayudar a tratar estos problemas y ha convertido el diseño y control de los biomateriales a escala nanométrica en una prioridad estratégica en investigación. Uno de los proyectos que se beneficia de este enfoque es el proyecto Bioelectricsurface («Superficie de biomateriales modificada eléctricamente»), cuyo equipo ha estado trabajando con el objetivo de reducir los traumas y el riesgo de muerte de los pacientes mediante un conocimiento detallado de las interacciones de los sistemas biológicos con las superficies de los biomateriales a escala nanométrica. Durante el último año, los investigadores han desarrollado métodos para realizar modificaciones eléctricas en tres materiales líderes, a saber, hidroxiapatita (HA), poliuretano (PU) y dióxido de titanio (TiO2). También han estudiado las interacciones biológicas con estas superficies modificadas eléctricamente. En los estudios preliminares se ha puesto de manifiesto una respuesta selectiva de las especies biológicas, como anticuerpos y células, hacia las superficies cargadas. El equipo está desarrollando actualmente técnicas para mejorar todavía más este conocimiento y para utilizarlo en dispositivos biomédicos. El objetivo es desarrollar nuevos dispositivos terapéuticos para cuatro aplicaciones biomédicas específicas: endoprótesis cardiovasculares, endoprótesis urológicas, implantes e injertos ortopédicos y tejidos antimicrobianos.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación