Skip to main content
European Commission logo print header

Development of Novel Inspection Systems for Railway Wheelsets

Article Category

Article available in the following languages:

Reinventando la rueda

Las ruedas de los trenes y los juegos de ruedas deben ser lo más seguros posibles para que Europa pueda reducir los accidentes mortales y garantizar la viabilidad del sector ferroviario. Un nuevo proyecto está trabajando en una nueva tecnología de seguridad al respecto.

Tecnologías industriales icon Tecnologías industriales

Con los avances en tecnología ferroviaria, la preocupación por el medio ambiente y la creciente importancia de un transporte público eficaz, la industria ferroviaria europea se encuentra en un punto de inflexión. Trenes más rápidos y cómodos están convirtiendo al transporte por tren en una opción más atractiva ya que nunca antes han sido capaces de transportar más pasajeros y soportar mayores cargas por eje. Esto está ejerciendo una presión considerable sobre las infraestructuras existentes, obligando a aumentar las inspecciones y el mantenimiento de los activos ferroviarios. Mientras los costes de mantenimiento e inspección han crecido de forma continua durante los últimos años, no se ha observado ninguna mejora significativa en el historial de seguridad del sector. Numerosos accidentes de ferrocarril se deben a fallos de las ruedas y los ejes, y los descarrilamientos pueden tener resultados catastróficos a velocidades elevadas. El proyecto Saferail («Desarrollo de nuevos sistemas de inspección para grupos de ruedas de ferrocarril»), financiado por la Unión Europea, está desarrollando e implementando con éxito un nuevo sistema en línea que permite inspeccionar ruedas y ejes de trenes en circulación y mejorar los estándares de seguridad. Se ha propuesto un sistema ultrasónico y electromagnético combinado para inspeccionar de forma más rápida y segura grupos de ruedas nuevos o viejos durante la producción y el mantenimiento. En los últimos años, varios accidentes de ferrocarril en Alemania y otros lugares de Europa han resaltado la necesidad de mejorar las medidas de seguridad. En 1996, un tren de mercancías sufrió un accidente debido al fallo de un eje en Rickerscote (Reino Unido). Como resultado, murió una persona y varias sufrieron heridas. El accidente de 1998 en Eschede, Alemania, iniciado por el fallo de una única rueda, ocasionó la muerte de más de 100 pasajeros y 88 heridos graves. Más recientemente, el descarrilamiento de un tren de cercanías en Kaulsdorf, Alemania, en 2009 fue causado por un fallo en un grupo de ruedas. Con el aumento del tráfico en las redes ferroviarias y de la velocidad de los trenes, se prevé que aumente el número de incidentes asociados al fallo de grupos de ruedas. Sin embargo, reducir al mínimo los fallos en estos componentes de los trenes también contribuye a reducir los costes de mantenimiento, lo cual constituye un tema importante tanto para operadores de ferrocarriles como de vehículos ferroviarios ligeros. Los sistemas en línea actualmente disponibles detectan defectos graves en los grupos de ruedas antes de que se produzca un fallo catastrófico. En consecuencia, no se detectan adecuadamente fallos graves de fractura superficial o defectos internos profundos hasta que el grupo de ruedas defectuoso se retira del servicio para su inspección o mantenimiento. En otras palabras, la tecnología desplegada actualmente no es capaz de inspeccionar grupos de ruedas con la máxima fiabilidad. El proyecto Saferail está muy cerca de conseguir desarrollar la tecnología necesaria para inspeccionar de forma precisa y fiable grupos de ruedas en línea, así como durante su producción y mantenimiento. Esta tecnología mejorará la fiabilidad y la puntualidad y, lo que es más importante, reducirá el número de accidentes ferroviarios mortales.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación