Skip to main content

Preservation of ancient MEDIterranean sites in terms of their ornamental and building STONE: from determining stone provenance to proposing conservation/restoration techniques

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una ventana a la historia antigua

Esfuerzos destinados a dar con maneras mejores de conservar yacimientos arqueológicos importantes del norte de África han sido fructíferos. Los conocimientos generados acerca del origen de las rocas, su degradación y rehabilitación contribuirán a prolongar la vida de estos excepcionales monumentos.

Cambio climático y medio ambiente

La zona que rodea la cuenca del Mediterráneo cuenta con algunos de los yacimientos arqueológicos más espectaculares de nuestros tiempos. Lamentablemente, las presiones socioeconómicas que sufren ciertos países han provocado su abandono. Mediante el proyecto financiado con fondos comunitarios Medistone («Conservación de las rocas ornamentales de los yacimientos antiguos del Mediterráneo: desde calcular el origen de las rocas hasta proponer técnicas de conservación o restauración») se estudió la manera en la que tres yacimientos importantes del norte de África pueden rehabilitarse. Estos son Djémila en Argelia, el faro de Alejandría en Egipto y Volubilis en Marruecos. El proyecto se inició reconociendo las rocas y su origen, incluidas las antiguas canteras cuando era posible. También se determinaron las condiciones en las que se encontraban las ruinas y las rocas y su grado de deterioro. Esto implicó un estudio de los factores que pudieron afectar la roca, como las variaciones de temperaturas, los vientos fuertes y otras condiciones climáticas. Una vez documentada toda la información preliminar se indicaron los métodos más propicios de conservación y restauración. Además se intentó hacer frente a las principales dificultades de conservar y restaurar las rocas sobre la base de conocimientos europeos y también teniendo en cuenta todos los factores locales. Gracias al proyecto Medistone se reconocieron satisfactoriamente las rocas del faro de Alejandría y se obtuvo una infinidad de conocimientos con respecto a las rocas egipcias. Además se pudo precisar el origen y las características de las rocas ornamentales de Djémila, lo cual también aportó conocimientos valiosos sobre los yacimientos argelinos y el origen de las rocas que se encuentran allí. También se lograron avances importantes en Marruecos, los cuales enriquecieron la base de datos mundial que contiene información sobre los orígenes de las ruinas y sus rocas. Finalmente se realizaron varias publicaciones sobre los resultados del proyecto que ahora allanan el camino para implementar las técnicas más adecuadas de restauración. La conservación adecuada de estos yacimientos tiene como objetivo destacarlos dentro de los países mencionados, fomentar el turismo y contribuir a conservar una parte del patrimonio de la humanidad.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación