Skip to main content

Article Category

Story

Article available in the folowing languages:

Reportaje - Científicos crean un laboratorio de pruebas de telecomunicaciones continental

Investigadores financiados por la Unión Europea han creado nuevas herramientas y procesos para vincular o federar laboratorios e infraestructuras de pruebas científicas especializados en telecomunicaciones. El resultado final es una galardonada plataforma paneuropea que permite a las empresas probar y distribuir de forma más rápida y asequible nuevos dispositivos y servicios de telecomunicaciones en condiciones más realistas y a gran escala. Lo cual atraerá aplicaciones comerciales derivadas.

Economía digital

El año pasado, las ventas de teléfonos inteligentes superaron por primera vez a las de ordenadores personales y, tras el lanzamiento del iPad en abril de 2010, este tipo de tabletas de gran portabilidad se está convirtiendo rápidamente en la forma más extendida de acceder a Internet. Tanto los teléfonos inteligentes como las tabletas suelen usar una combinación de redes WiFi y 3G para voz, texto, videoconferencia y acceso a Internet. Estas tendencias indican que las comunicaciones e incluso el acceso a Internet estarán, cada vez más, ligados a dispositivos móviles conectados en todo momento más que a equipos de sobremesa y portátiles. Este paradigma de acceso emergente creará tanto necesidades como oportunidades nuevas, dando lugar a nuevos productos y servicios móviles que exigirán pruebas rápidas y rigurosas. Y eso es precisamente lo que ofrece el proyecto PII («Pan-European laboratory infrastructure implementation' o») financiado con fondos europeos. El objetivo principal de PII fue vincular centros de innovación relevantes de Europa para crear una federación de instalaciones de pruebas especializadas en telecomunicaciones. Para lograrlo se basaron en un trabajo europeo anterior que abordó por primera vez la idea de un laboratorio paneuropeo (Panlab) para pruebas en el ámbito de las TIC. Las instalaciones de pruebas a gran escala como las de PII permiten examinar los límites del hardware y el software en condiciones reales de telecomunicaciones, estando no obstante aislados de las redes públicas. En estos bancos de pruebas se puede crear cualquier tipo de servicio y comprobar su comportamiento en una red real, pero sin los riesgos asociados a una prueba ejecutada sobre los sistemas utilizados por los usuarios. Europa ya contaba con muchos de estos laboratorios antes de la labor realizada por PII, pero su fragmentación era notable e incluso los de mayor tamaño presentaban limitaciones que les impedían contar con instalaciones de pruebas a gran escala de alcance continental. Eliminar el problema de la fragmentación «La idea inicial consistió en eliminar la fragmentación de los bancos y las infraestructuras de pruebas en Europa», explicó Anastasius Gavras, coordinador del proyecto PII. Para lograrlo, el equipo de PII creó mecanismos y herramientas para describir, almacenar, localizar y coordinar servicios de pruebas, así como herramientas que simplifican el trabajo de los investigadores, pues dan acceso automático a bancos de pruebas compuestos distribuidos por varios dominios administrativos. El equipo también creó nuevos mecanismos que permitirán combinar y aunar métodos de pruebas de nueva factura que ayudarán a definir mejor el entorno de ensayo. Este es un avance importante que permite a ingenieros de telecomunicaciones hacer prototipos de productos y servicios con independencia de las redes subyacentes sobre las que se ejecutarán. Uno de los mayores logros del proyecto fue la definición e implantación de un entorno común de control abstracto que permite la interconexión de diversos bancos de pruebas. PII estableció y elaboró procesos y herramientas de control de calidad que garantizan al usuario de la plataforma o instalación de pruebas que sus resultados serán fiables y tratados adecuadamente. El equipo también tuvo en cuenta la sostenibilidad a largo plazo del modelo federativo. «Cumplimos todos nuestros objetivos y entre las muchas iniciativas que emprendimos y completamos, la principal es un conjunto de herramientas conocidas colectivamente como Teagle», explicó el Sr. Gavras. Teagle ofrece una serie de servicios básicos a los proveedores y usuarios de bancos de pruebas. Hace posible describir los recursos de bancos de pruebas de forma coherente y registrarlos, gestionarlos y distribuirlos, incluso entre laboratorios y tecnologías muy distintos entre sí. «Se pueden manejar diferentes tipos de recursos, como máquinas electrónicas y virtuales, dispositivos, programas y servicios y conceptos abstractos », indicó el Sr. Gavras. «Todos los prototipos actuales de Teagle y del entorno federativo se desarrollaron en el proyecto Panlab/PII y se han publicado bajo una licencia de código abierto.» Pruebas más rápidas y asequibles Los resultados de PII permitirán a empresas probar servicios y productos de TIC en condiciones más realistas y a mayor escala. Además, el proyecto ejercerá un efecto intenso en la innovación de las empresas de telecomunicaciones en general, debido al abaratamiento de los costes que supone llevar a cabo experimentos más interesantes. El impacto de PII se notará probablemente con rapidez debido a las labores de muchos de los socios dedicadas a profundizar en los resultados en sus propias empresas y organizaciones. Algunos de ellos están desarrollando un plan de negocio para crear bases u oficinas Panlab destinadas a aprovechar las oportunidades de comerciales. «Invertiremos fondos y recursos humanos para determinar la viabilidad económica del concepto y su autosuficiencia en el mercado», reveló el Sr. Gavras. Panlab seguirá un modelo de negocio al estilo de Internet que implica comercializarlo para comprobar su funcionamiento y posteriormente hacer los ajustes necesarios sobre la marcha. Después, si no funciona, habrá «fracasado rápido, pero sin gastos excesivos», afirmó el Sr. Gavras. Y si funciona, entonces se pasa a una fase de «expansión rápida y hacia otros sectores». El plan de negocio se sustenta en la colaboración estrecha entre numerosos socios del proyecto PII que poseen y gestionan los bancos de pruebas. «Estos bancos de pruebas formarán el núcleo de la oferta de federación de Panlab», señaló el Sr. Gavras. «Para el futuro se tratará de incorporar a más propietarios de bancos de pruebas.» Este no es el único medio que está sacando partido a los resultados del proyecto PII. Los investigadores académicos e industriales han aprovechado los resultados y están también desarrollándolos. «El entorno y las herramientas se consideran genéricos, así que se están utilizando para la implantación general de plataformas de servicios», aclaró el Sr. Gavras. Además, un importante trabajo en curso es el establecimiento de una oferta de negocio para comerciar con los recursos de los bancos de pruebas, incluidas garantías de servicios. Los logros de PII también se reconocieron mediante el galardón de Future Internet Awards otorgado el año pasado al proyecto. La investigación continuará mediante otro proyecto titulado OpenLab perteneciente al 7PM. Este nuevo proyecto, iniciado en septiembre de 2011, aglutina los ingredientes esenciales para crear una plataforma experimental a gran escala, abierta, de uso general y sostenible. Este recurso compartido se basará en el trabajo de PII con el fin de proporcionar un medio para el desarrollo rápido de prototipos de éxito para la investigación y experimentación futura en Internet. El apoyo de la UE a un proyecto que retoma la labor de PII supone el broche de oro a los trabajos realizados. El proyecto PII recibió fondos de investigación por valor de 5,7 millones de euros (de un presupuesto total de 8,38 millones de euros) dentro del Séptimo Programa Marco de la UE, mediante el subprograma «New paradigms and experimental facilities» («Nuevos paradigmas e instalaciones experimentales»). Enlaces útiles: - Panlab - registro de datos del proyecto PII en CORDIS Artículos relacionados: - «Panlab recibe el galardón "Internet del futuro" de la "Asamblea sobre Internet del futuro"» - convocatoria del proyecto Tefis, «Banco de pruebas para servicios futuros a través de Internet» - Internet podría alcanzar una velocidad diez veces mayor en el futuro - «Bancos de pruebas para dar con la nueva generación de sistemas»