Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una innovación agrícola basada en hormonas vegetales

Una innovación agrícola basada en hormonas vegetales

Cambio climático y medio ambiente

La sostenibilidad a largo plazo de la agroeconomía y la agroecología de Europa está supeditada a reducir la dependencia con respecto a los combustibles fósiles. Un elemento clave en esa transición es la identificación de formas innovadoras de incrementar la productividad de los cultivos sin recurrir a fertilizantes químicos. Lamentablemente, aún no se conocen con la precisión suficiente las hormonas que rigen el crecimiento vegetal. Teniendo la finalidad de cubrir esa laguna científica, un consorcio de investigadores financiados con fondos europeos y entidades industriales asociadas decidió estudiar un grupo concreto de hormonas, los brasinoesteroides (B). Así se puso en marcha el proyecto «Brassinosteroid venture increasing students' international mobility» (BRAVISSIMO) , que empezó por seleccionar y formar a investigadores noveles. Concretamente, nueve de estos investigadores recibieron formación intensiva, tutoría y oportunidades de desarrollo profesional. El equipo responsable se propuso conocer más a fondo los B, que influyen directamente en la biomasa y en el rendimiento del cultivo, así como en la adaptación al estrés y a los patógenos. Seguidamente, el equipo al completo se aplicó a descifrar varios aspectos de los B en Arabidopsis thaliana. Esta es una planta utilizada como modelo para la investigación agroecológica desde hace más de un siglo, pese a lo cual no ha sido hasta ahora cuando el equipo de BRAVISSIMO ha conseguido descodificar la funcionalidad de las hormonas de esta especie vegetal. Los resultados fundamentales de este proyecto se sustentan en los análisis iniciales realizados por su equipo, que condujeron a varios descubrimientos de importancia. Concretamente, los integrantes del proyecto descubrieron un gen (Brevis Radix) que, según determinaron, incide en el crecimiento del sistema radicular al influir en las interacciones hormonales. También se consiguió conocer más a fondo el efecto de los B en diversos procesos celulares y descubrir que el nivel de B fluctúa a medida que las plantas se desarrollan y responden a su entorno. Una vez alcanzado un conocimiento exhaustivo de la interacción de los B y de genes específicos en Arabidopsis, BRAVISSIMO centró sus miras en el tomate y el arroz. Concretamente, sus investigadores desarrollaron herramientas con las que estudiar formas posibles de mejorar las interacciones entre genes y hormonas para potenciar características deseables de estos cultivos. Los estudios proseguirán para seguir desentrañando la influencia de la biosíntesis de los B en las estructuras y la productividad de estos cultivos.

Palabras clave

Hormona del crecimiento vegetal, investigador novel, agricultura sostenible, innovación agrícola

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación