Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Mantenimiento de la salud intestinal

Una iniciativa de formación financiada por la Unión Europea ha proporcionado respuestas a cuestiones fundamentales sobre la interacción de la flora o microbiota intestinal y el huésped humano. Las implicaciones para el mantenimiento de la salud humana y el desarrollo de nuevas terapias son muy amplias.

Salud

Miles de millones de bacterias comensales saludables ayudan a digerir los alimentos, adquirir nutrientes y evitar la colonización de bacterias patógenas que provocan enfermedades. Estas bacterias probióticas se emplean con frecuencia en los suplementos nutricionales y en los alimentos con el fin de favorecer el bienestar y el correcto funcionamiento del organismo, especialmente del intestino. Con el fin de ampliar el estudio de las bacterias probióticas, la Unión Europea ha financiado una red de formación inicial (ITN) Marie Curie, que proporciona formación a jóvenes científicos en el área en alza de la metagenómica microbiana, las interacciones entre la flora intestinal y el huésped humano. Cada uno de los dieciocho participantes en esta iniciativa trabajó en proyectos de investigación específicos, contribuyendo a la identificación de componentes biológicos y cepas bacterianas beneficiosos para la salud. El proyecto CROSS-TALK (Health-promoting cross-talk between intestinal microbiota and humans) centró su actividad formativa en el área de la metagenómica del microbioma humano. Esta nueva disciplina es especialmente adecuada para los fines de este estudio, ya que combina elementos de la biología molecular, la microbiología, la biología celular, la inmunología y la fisiología animal y humana. Los investigadores identificaron un gran número de cepas de bacterias probióticas, documentando sus efectos sobre la fisiología de células eucariotas, y, seguidamente, las caracterizaron para dilucidar los mecanismos implicados en la interacción con el huésped. Estos se centraron en una amplia gama de especies de bacterias, incluyendo bacterias ácido-lácticas (géneros Bifidobacterium y Lactobacillus), bacterias comensales gram-positivas (géneros Roseburia, Akkermancia, Clostridium) así como en clones metagenómicos. Los investigadores también analizaron efectos fisiopatológicos empleando modelos experimentales animales y técnicas humanas ex vivo. En este sentido, aún se está estudiando el potencial terapéutico de estas bacterias en once de los dieciocho proyectos de investigación en marcha. El proyecto CROSS-TALK también se ocupó de caracterizar las respuestas globales de los tejidos con el fin de seleccionar bacterias con potenciales efectos saludables, empleando para ello técnicas transcriptómicas y estudios integrales de señalización celular. Los descubrimientos realizados en esta área podrían mejorar notablemente la comprensión de la simbiosis bacteriana en el intestino y su impacto sobre la biología intestinal, y se espera que tengan importantes aplicaciones comerciales. La investigación de CROSS-TALK ha conducido a la publicación de treinta artículos en revistas científicas de gran prestigio. En septiembre de 2012 se puso en marcha la red científica Cross-Talk (CTSN), que está dirigida a una mayor audiencia del mundo académico e industrial y respaldada por la «Lactic Acid Bacteria Industrial Platform» (LBIP, por sus siglas en inglés), que agrupa a destacados fabricantes de alimentos.

Palabras clave

Intestino, bacteria probiótica, metagenómica del microbioma humano, bacteria ácido-láctica, simbiosis

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación