Skip to main content

Technologies and Tools to prioritize assessment and diagnosis of air pollution impact on immovable and movable Cultural Heritage

Article Category

Article available in the folowing languages:

Preservar los recursos culturales e históricos de Europa

La contaminación ambiental representa una grave amenaza para las propiedades y los materiales de interés cultural e histórico en las zonas urbanas. Una iniciativa de la UE ha desarrollado una tecnología para controlar la degradación de edificios y artefactos de importancia histórica.

Cambio climático y medio ambiente

Los edificios históricos, los monumentos y las colecciones de arte se conocen colectivamente como patrimonio cultural. Para conservar el patrimonio cultural de Europa para las generaciones futuras y el turismo, los científicos necesitan averiguar cómo el medio urbano afecta a las superficies expuestas. Los investigadores tienen que poder controlar los efectos de la temperatura, la luz, la humedad y la contaminación en el deterioro (daños, erosión) y la suciedad del patrimonio cultural. El proyecto financiado con fondos europeos TEACH (Technologies and tools to prioritize assessment and diagnosis of air pollution impact on immovable and movable cultural heritage) ayudó a abordar esta necesidad. Los socios del proyecto identificaron y priorizaron los principales contaminantes del patrimonio (actuales y previstos) así como parámetros ambientales y su impacto en los materiales. Se evaluaron los efectos de la contaminación prevista sobre los tratamientos superficiales conservadores. Se examinaron los dispositivos y tecnologías empleados actualmente para evaluar los factores químicos, físicos y biológicos que afectan al patrimonio cultural interior y exterior. En base a esto, fue desarrollado un kit rentable y fácil de usar para realizar un control exterior de las superficies del patrimonio y del entorno cercano. El equipo también desarrolló una metodología para el diagnóstico de los ambientes interiores que incluía un dosímetro de polvo y suciedad, pequeño y sencillo, para controlar los daños sufridos por las superficies del patrimonio. La investigación mostró que la contaminación urbana hace que las superficies de piedra adquieran un color amarillento y oscuro con el paso del tiempo. Esto proporcionó información nueva sobre la calidad del aire urbano en Europa y en la cuenca del Mediterráneo que podría servir como base para elaborar políticas orientadas a proteger mejor el patrimonio cultural. Por último, los principales resultados se incluyeron en las Directrices, una herramienta importante para apoyar la toma de decisiones en la estrategia de conservación preventiva. Al mismo tiempo, hubo una labor de difusión, comercialización, estudio de la viabilidad económica y explotación de los resultados del proyecto, todo lo cual se puso a disposición del público y se actualizará de acuerdo con los resultados durante los próximos diez años. TEACH contribuyó a realizar la evaluación, el diagnóstico y el seguimiento de daños al patrimonio cultural con mucha más precisión. En consecuencia, los bienes culturales e históricos de Europa podrán conservarse mejor, en beneficio de las generaciones venideras.

Palabras clave

Contaminación ambiental, edificios históricos, patrimonio cultural, contaminación atmosférica

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación