Skip to main content

Adaptive and innovative Radiation Treatment FOR improving Cancer patients treatment outcomE

Article Category

Article available in the folowing languages:

Mejora de la radioterapia contra el cáncer

Se ha diseñado un sistema terapéutico combinado que redefine la dosis de radiación y fármacos administrada a los pacientes de cáncer que aumentará en gran medida la efectividad de los tratamientos contra esta a menudo indómita enfermedad.

Salud

La radioterapia intensiva suele provocar efectos secundarios nefastos en los pacientes de cáncer, circunstancia que mueve a dar con formas más eficientes y menos dañinas de administrar este tratamiento. El proyecto europeo «Adaptive and innovative radiation treatment for improving cancer patient''s treatment outcome» (ARTFORCE) trabaja para mejorar el tratamiento de pacientes de cánceres de cabeza y cuello y de pulmón localmente avanzados. El proyecto está dedicado a crear nuevas técnicas que dirijan la radiación hacia la zona más activa del tumor y formas de sortear su resistencia. El empleo de tecnología tridimensional guiada por imágenes permite distribuir dosis precisas de medicamento y garantizar la seguridad de su administración. Otro objetivo básico pasa por reevaluar el empleo de medicamentos tóxicos administrados en paralelo a la radioterapia mediante la distinción, en una fase temprana, de los pacientes que responderán de manera positiva a intervenciones farmacéuticas concretas de los que no. ARTFORCE reunió para sus fines un equipo sólido de oncólogos, dosimetristas, radiógrafos, físicos y especialistas en medicina nuclear dedicados a la radioterapia. En la actualidad sus esfuerzos se dirigen a la realización de ensayos clínicos y la selección de pacientes ideales, es decir, aquellos que muestran sensibilidad a los tratamientos farmacológicos estándar cuando se combinan con radioterapia. El proyecto ha dado comienzo a dos ensayos distintos, un ensayo de pulmón y otro de cabeza y cuello que han deparado resultados en extremo prometedores. Estos ensayos clínicos se basan en investigación básica sobre la biología molecular y la física de la radiación. Para arrojar luz al respecto, los socios del proyecto estudiaron cambios en genes y proteínas que apuntan a un pronóstico determinado en pacientes concretos, mientras que en relación a la física se evaluaron técnicas de imagen contemporáneas con las que identificar con precisión la extensión del tumor y sus características. Lograr dosis de radiación más elevadas pero más precisas permitirá lograr índices de supervivencia mejores con menos efectos secundarios. El proyecto también ha creado métodos y procedimientos de garantía de la calidad más rigurosos para prevenir accidentes en la administración de la radioterapia y mejorar la precisión del tratamiento. Estos avances son sin duda una estupenda noticia para los grupos de pacientes afectados de cáncer, ya que les proporcionará la oportunidad de disfrutar de una vida mejor y más cómoda.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación