Skip to main content

Smart Controlled Environment Agriculture Systems

Article Category

Article available in the folowing languages:

Agricultura intensiva de interior

La agricultura en interiores puede ayudar a intensificar la producción de alimentos. Un proyecto de la UE que contó con socios extranjeros ha diseñado medios complejos de evaluación y control de las condiciones atmosféricas interiores en las explotaciones agrarias.

Cambio climático y medio ambiente

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) calcula que, en los próximos veinte años, el mundo deberá duplicar la producción de alimentos, 80 % de la cual deberá obtenerse mediante una intensificación. Sin embargo, ciertos factores ambientales recientes que eran imprevisibles han mermado la productividad. Por lo tanto, parte de la solución puede venir de la agricultura en entorno controlado (AEC), es decir, el cultivo en interiores. El proyecto financiado por la UE SMART-CEA (Smart controlled environment agriculture systems) reconoció la necesidad apremiante de integrar a los diferentes grupos de investigación que trabajan en este campo. Por consiguiente, el objetivo principal de la iniciativa fue reunir a un grupo internacional e interdisciplinar de equipos de investigación de Europa, Estados Unidos y Corea del Sur, formando así un Centro de Excelencia (CoE). Este CoE se centró en promover colaboraciones científicas innovadoras sobre la producción agrícola en entornos controlados y en favorecer la transferencia de conocimientos. En concreto, el consorcio buscó incrementar la sostenibilidad, reducir las emisiones de amoniaco y gases de efecto invernadero y, por último, disminuir el consumo de plaguicidas y combustibles fósiles. El objetivo general consistió en producir alimentos sanos con trazabilidad en toda la cadena de producción. Los socios del proyecto abordaron los problemas identificados en los sistemas de producción de AEC, compartiendo el uso de tecnologías, métodos y técnicas de corte innovador. Este enfoque ha ayudado a eliminar las barreras que actualmente dificultan la difusión y asimilación de los conocimientos disponibles en el ámbito de las nuevas tecnologías aplicadas al sector de AEC. Entre los resultados cabe destacar dos modelos de dinámica de fluidos computacional (DFC): uno para instalaciones ganaderas y otro para invernaderos. El proyecto valoró las emisiones de plaguicidas procedentes de invernaderos con ventilación natural y sometió a prueba la calidad ambiental y del aire en edificios para ganado con ventilación mecánica. Los integrantes del equipo diseñaron técnicas y tecnologías para el control integrado de invernaderos, así como modelos de evaluación de enfermedades animales. Además, el estudio analizó las características de las emisiones de amoniaco procedentes de explotaciones ganaderas. El consorcio también ha organizado ocho actividades de investigación conjunta: cinco en Seúl, Corea del Sur, y tres en Arizona, Estados Unidos. Se organizaron dos talleres titulados «Producción ganadera sostenible» y «Hacia una producción en invernadero sostenible», respectivamente. En total, diez publicaciones fueron presentadas y publicadas en revistas internacionales arbitradas y veinte trabajos fueron presentados en conferencias. SMART-CEA ha facilitado y eliminado la duplicación de esfuerzos en la investigación. También ha logrado un uso más eficiente de los recursos, permitiendo de este modo a los investigadores de todo el mundo trabajar juntos y superar los desafíos comunes.

Palabras clave

Agricultura en entorno controlado, SMART-CEA, invernadero, ganado, calidad del aire, emisiones de amoníaco

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación