Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

La biodegradación: una solución posible al problema de los plásticos

Un consorcio de entidades (dieciocho europeas y una china) ha investigado la biodegradación y valorización de los plásticos convencionales utilizando una combinación de pretratamientos físicoquímicos y microorganismos. Se estudiaron casos de prueba que ayudarán a conocer mejor la verdadera biodegradabilidad de los residuos plásticos que van a parar a los parajes terrestres y marinos, así como los principales microorganismos que entran en juego. También ayudarán a abordar el problema de la basura en el mar Egeo al mejorarse las herramientas de vigilancia y las medidas de mitigación.

Cambio climático y medio ambiente

El plástico es un material que ha revolucionado la vida moderna; no obstante, su uso irresponsable puede tener efectos dañinos en el medio ambiente, a menudo como resultado de una gestión deficiente de los residuos y su eliminación en la basura. Pese a que el plástico está diseñado para durar, aún no se entiende completamente su degradación a largo plazo. El proyecto BIOCLEAN (New Biotechnological approaches for biodegrading and promoting the environmental biotransformation of synthetic polymeric materials) se inició para dar respuesta a esa falta de conocimiento. El consorcio aisló microbios de distintos residuos plásticos envejecidos in situ, tanto en el Egeo y el mar de Noruega como en distintos puntos de Europa: vertederos, centros de compostaje, plantas de tratamiento anaeróbico de residuos y una fábrica industrial. También se analizaron microbios obtenidos en colecciones de cultivos. Los investigadores exploraron asimismo la viabilidad de emplear tecnologías biológicas para descomponer, detoxificar y valorizar los residuos plásticos. Además, el proyecto aspiraba a aumentar la biodegradación natural de los plásticos en las instalaciones de compostaje de residuos orgánicos y biogasificación, y mitigar los efectos de la contaminación por plásticos de los entornos marinos. Los resultados de laboratorio se ensayaron a una escala mayor (con una gama de distintos plásticos) en la planta municipal de compostaje de La Canea (en la isla griega de Creta) y en el mar Egeo. Los investigadores estudiaron el uso de microorganismos y enzimas para degradar distintos plásticos y evaluaron una colección de sesenta y cinco bacterias (algunas de origen marino) y hongos que se sabe que eran capaces de degradar parcialmente películas de plástico. Los microbios, que los integrantes del proyecto piensan patentar y describir en publicaciones científicas, podrán servir para desarrollar procesos personalizados que ayuden a proteger el medio ambiente o bien dar utilidad a plásticos desechados. En el proyecto BIOCLEAN se desarrollaron algunos procesos a escala de planta piloto nuevos, tanto biológicos como híbridos químico/físico-biológicos, que permitieron degradar parcialmente películas de cloruro de polivinilo (PVC) y en menor medida películas plásticas de polietileno (PE) y polipropileno (PP). El consorcio elaboró protocolos de bioaumentación en laboratorio y a escala piloto para intensificar la biodegradación de los (micro)plásticos en el suelo, en plantas de compostaje y tratamiento anaeróbico de residuos y en el mar. BIOCLEAN contribuyó a establecer que fomentar la transición gradual del sector de los plásticos hacia un mercado consistente en (bio)plásticos plenamente reciclables y plásticos totalmente biodegradables o compostables en parajes terrestres y marinos constituye la única estrategia para reducir significativamente el actual impacto medioambiental causado por el sector de la UE dedicado a los plásticos derivados del petróleo.

Palabras clave

Biodegradación, (micro)plásticos, BIOCLEAN, cloruro de polivinilo, polietileno, polipropileno, enzimas, poliestireno, pretratamiento, basura marina

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación