Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una vacuna contra el paludismo placentario

Cada año, en el África Subsahariana, millones de embarazadas corren el riesgo de sufrir paludismo placentario. Por lo tanto, el diseño una vacuna que impida esta infección constituye una prioridad sanitaria.

Investigación fundamental
Salud

El paludismo, provocado por el parásito protozoo Plasmodium falciparum, se contagia a los humanos mediante mosquitos Anopheles hembra infectados. Los eritrocitos infectados de mujeres embarazadas pueden unirse a la placenta y causar paludismo placentario, situación que ocurre en una de cada cuatro embarazadas en países con una tasa elevada de contagio. Los datos recientes identifican a la proteína 1 de membrana del eritrocito de unión a P. falciparum (PfEMP1), VAR2CSA, como la responsable de la unión de eritrocitos infectados a la placenta. Los anticuerpos protectores adquiridos de forma natural bloquean la unión entre los linfocitos infectados y sus receptores en el endotelio vascular. Este fenómeno indica sin duda que la vacuna podría evitar la transmisión y actuar de protección mediante el aumento de inmunoglobulinas inhibidoras. El equipo del proyecto PLACMALVAC, financiado con fondos europeos, se encargó del proceso de elaboración de una vacuna con VAR2CSA contra el paludismo placentario desde la fase de producción hasta el análisis clínico. Su estrategia se basó en la unión de VAR2CSA con el condroitín sulfato A (CSA) en la placenta humana. Se descubrió que una subunidad pequeña del antígeno VAR2CSA se unían específicamente al CSA e inducía anticuerpos que bloqueaban la interacción con el tejido placentario. Los resultados del ensayo de fase I demostraron la seguridad y la tolerancia de la vacuna en voluntarios sanos expuestos al paludismo. Cabe destacar que los anticuerpos inducidos contra este antígeno interferían con la capacidad de unión de los eritrocitos infectados por P. falciparum con el CSA. Para superar los problemas de la baja capacidad inmunógena de las vacunas con adyuvantes, se desarrolló una plataforma de partículas pseudovíricas (PPV) patentada para la expresión de antígenos. Esta estrategia intensifica tanto las respuestas primarias con anticuerpos como las respuestas inmunitarias de memoria. La técnica de PPV también reduce la dosis de vacuna y el número de vacunaciones necesarias. Además podría resultar útil para luchar frente a otras enfermedades no infecciosas como el cáncer. En conjunto, en el proyecto PLACMALVAC se aborda un problema sanitario mundial y urgente que en la actualidad se trata con fármacos antipalúdicos. La vacuna VAR2CSA es la primera vacuna dirigida hacia la citoadhesión patológica del parásito. Se espera poder incluirla en el calendario de vacunación infantil a fin de conferir una protección total contra el paludismo.

Palabras clave

Paludismo placentario, vacuna, VAR2CSA, PLACMALVAC, técnica VLP

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación