Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Datos históricos sobre el polvo para mejorar la precisión de los modelos climáticos

Un estudio reciente sobre la deposición de polvo en el océano Atlántico Sur occidental (wSAO, por sus siglas en inglés) ayudará a crear nuevos modelos atmosféricos y climáticos para esta región.

Cambio climático y medio ambiente

El proyecto SOUTHERNCHANGE, financiado con fondos europeos, ha mejorado la comprensión científica del ciclo atmosférico del polvo y los oligoelementos en el wSAO. El trabajo se realizó en colaboración con el Imperial College, la Universidad de Nottingham, el Museo de Historia Natural de Londres y el Instituto de Investigación del Atlántico Sur, y contó con el apoyo del programa Marie Curie. Los socios del proyecto pretendían crear el primer registro de alta resolución de los flujos de deposición atmosférica pasados y presentes que abarcaban todo el Holoceno, la época desde el final de la última gran glaciación hace casi 12 000 años. «Esto se logra mediante el estudio de la geoquímica de turberas, líquenes y aerosoles y la caracterización de sus concentraciones elementales y proporciones de isótopos radiogénicos», dice el coordinador del proyecto, el profesor Dominik Weiss. Los investigadores caracterizaron las variaciones naturales de la composición química y de la tasa de deposición del polvo atmosférico y de los oligoelementos conexos depositados en el wSAO durante el Holoceno, mediante un testigo de turba recogido en las islas Malvinas. «Evaluamos el alcance del impacto humano en la deposición de oligoelementos, comparando la composición geoquímica de los aerosoles naturales de fondo derivados del registro de turba con la de las muestras que representan la deposición atmosférica actual», explica el profesor Weiss. Datación precisa Los investigadores primero cuantificaron los flujos de deposición atmosférica y su variación en el tiempo e identificaron fuentes naturales y de actividades humanas, como la combustión de combustibles fósiles, la minería y la fundición. «Esta información nos permitió datar con precisión la fecha en que la contaminación atmosférica llegó por primera vez al wSAO a través del transporte a larga distancia desde Sudamérica», señala el profesor Weiss. El proyecto también determinó el nivel actual de enriquecimiento de metales traza en la deposición atmosférica en las islas Malvinas, mediante el análisis de las concentraciones de metales en líquenes y turba de superficie recogidos durante el proyecto, que se compararon con el fondo natural determinado a partir del registro de turba. Los dos componentes naturales principales del polvo atmosférico depositado en las islas Malvinas fueron identificados como polvo mineral y cenizas volcánicas. Según el profesor Weiss: «Al utilizar indicadores como el enriquecimiento en cenizas, titanio y potasio y la firma isotópica del neodimio, fue posible distinguir claramente las aportaciones de cenizas volcánicas». Repercusión de las erupciones volcánicas del pasado Los científicos descubrieron que el piroclasto procedente de las cinco erupciones explosivas más grandes de los volcanes andinos del sur (producidas en los últimos 15 000 años) llegó a las islas Malvinas, situadas a más de 1 000 km de distancia, mientras que las otras muchas erupciones más pequeñas no fueron registradas. «Estos resultados indicaron que las grandes erupciones volcánicas en el sur de los Andes influyeron fuertemente en las aportaciones atmosféricas de los oligoelementos en la región del wSAO durante el Holoceno», comenta el profesor Weiss. Además, se determinó por primera vez en las islas Malvinas el enriquecimiento de metales traza en la deposición atmosférica actual, lo que proporcionará información valiosa para ayudar a concretar la medida en que los cambios futuros en las emisiones en Sudamérica o a escala local pueden afectar las aportaciones de metales traza atmosféricos. SOUTHERNCHANGE proporciona una referencia única y datos básicos para futuros estudios medioambientales y climáticos en el océano Atlántico Sur y, con ello, llena un vacío importante en los registros de polvo del Holoceno existentes. «Los resultados aportan nueva información sobre cómo la dinámica del polvo en la región del wSAO responde a las variaciones del clima y la circulación atmosférica en el sur de Sudamérica. Esto hará que se mejore la comprensión y ayudará a modelar los futuros cambios en el ciclo del polvo en la región», concluye el profesor Weiss.

Palabras clave

SOUTHERNCHANGE, polvo, deposición, Atlántico Sur occidental (wSAO), islas Malvinas, turba, Holoceno

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación