Skip to main content

A NEW VERIFICATION SYSTEM FOR COMPLEX RADIOTHERAPY TREATMENTS

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un nuevo sistema de verificación para administrar tratamientos radioterápicos de forma segura a los pacientes de cáncer

Cuando se trata del tratamiento del cáncer, la resección quirúrgica seguida por la radioterapia mejora de forma significativa el resultado terapéutico en casi un 40 %. Sin embargo, para garantizar la seguridad y la calidad del tratamiento, es fundamental realizar una planificación precisa de la radioterapia, así como verificaciones dosimétricas correctas.

Salud

La radioterapia es un tratamiento localizado que utiliza rayos de radiación ionizante, como los rayos X administrados por un acelerador lineal, para matar las células cancerosas y reducir los tumores. Sin embargo, al estar los tumores en contacto inmediato con tejidos sanos, es necesaria una ejecución precisa para evitar dañar también el tejido sano. Una nueva solución para personalizar cada tratamiento radioterápico El proyecto KERMA, financiado con fondos europeos, proporciona un nuevo servicio para mejorar la garantía de calidad y reducir los efectos colaterales de la radioterapia. El servicio, basado en una tecnología revolucionaria, ofrece tratamientos radioterápicos personalizados, lo que optimiza las dosis y la zona de administración. Además, la tecnología proporciona mapas de dosis tridimensionales, lo cual reduce los errores en los tratamientos de los pacientes. «El objetivo general era ayudar en la toma de decisiones de los médicos y así aplicar el tratamiento radioterápico de forma más segura y rápida», explica la doctora Mari Carmen Ovejero Mayoral, coordinadora del proyecto. La tomografía axial computarizada (TAC) informa sobre la posición y la extensión del tumor, también denominado volumen tumoral macroscópico visible. Se tiene en cuenta que pueden existir diseminaciones subclínicas de la enfermedad en el margen que rodea al tumor que, aunque no aparezcan en la imagen, deben tratarse para lograr la curación. Esto se conoce como volumen clínico de tratamiento radioterápico y varía de un paciente a otro. La planificación de la radioterapia debe admitir un grado de incertidumbre al administrar la dosis adecuada al volumen clínico de tratamiento radioterápico, un concepto geométrico conocido como volumen planificado de tratamiento radioterápico. Los radioterapeutas deben evaluar los riesgos y asegurarse de que el tejido u órgano circundante no recibe una dosis poco segura. Además, a veces es necesario realizar una estadificación del tumor para decidir si deben incluirse o no nódulos linfáticos localizados en la estrategia de tratamiento. Los planes de tratamiento calculan el trayecto de cada rayo y cómo el sistema administrará la radiación. Obtienen la dosis de distribución esperada en el tejido de los pacientes teniendo en cuenta el tipo de tejido que se va a penetrar al tiempo que se evitan estructuras importantes. El futuro de la planificación de la radioterapia Aunque los conceptos de volumen tumoral macroscópico visible, volumen clínico de tratamiento radioterápico y volumen planificado de tratamiento radioterápico han sido sumamente útiles para el desarrollo de protocolos de tratamiento, dependen de la toma de imágenes de alta calidad del tumor y de la anatomía circundante. KERMA ha sido diseñado para ayudar en los cálculos y la verificación del tratamiento radioterápico antes de que se administre al paciente. El diseño de un nuevo «software» no solo permite la obtención de datos, sino que también automatiza la totalidad del proceso. KERMA proporciona un servicio novedoso basado en una plataforma que integra y automatiza todo el flujo de trabajo del tratamiento radioterápico, lo que incluye la verificación de las dosis, la reducción de los errores y la mejora del rendimiento. Los ensayos preclínicos del prototipo han producido unos resultados prometedores e impulsado la validación de KERMA en un entorno clínico. Las técnicas de diagnóstico por imagen han evolucionado a lo largo de los años proporcionando estimaciones más precisas del tumor macroscópico y los márgenes del volumen clínico de tratamiento radioterápico. Se espera que los desarrollos tecnológicos y las técnicas de imagen molecular mejoren en el futuro la planificación y la precisión de la radioterapia, lo que aumentará su utilidad en los tratamientos contra el cáncer. Dado que más del 50 % de los pacientes de cáncer reciben radioterapia, no hay margen para el error en la realización del tratamiento. La doctora Ovejero confía en que «KERMA contribuirá a lograr una planificación más precisa de la radioterapia y a tratar a los pacientes de cáncer de forma más segura».

Palabras clave

KERMA, radioterapia, cáncer, dosis, volumen clínico de tratamiento radioterápico, volumen tumoral macroscópico visible, volumen planificado de tratamiento radioterápico, prototipo

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación