Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

La industria médica se acerca a Internet

El volumen y la accesibilidad del flujo de información son factores de éxito para todo negocio que se precie. Y no lo son menos para suministrar a la industria médica servicios basados en Internet dotados de multitud de fines y dirigidos a un extenso público de usuarios.

Salud

Lejos del estereotipo de servicio basado en Internet, e.Medical (marca registrada) es un entorno altamente integrado de asistencia médica por Internet que, como primer empeño, se ha estructurado en torno a la aglutinación de numerosas empresas de asistencia médica. Estas empresas han acordado llevar la gestión de datos desde un enfoque colectivo, en provecho de la solicitud o transmisión de datos médicos (protocolo estándar http sobre SSL de cifrado de 128 bits) a través de un servidor seguro. De este modo, quedan recogidos en la información compartida bases de datos de historiales médicos personales de expatriados o trabajadores inmigrantes, pacientes de zonas remotas, boletines, reuniones, seminarios médicos, informes, imágenes, datos de investigación, logística y casi cualquier dato que puedan necesitar la industria médica y sus entidades. La construcción de un protocolo ligero de acceso a directorios (LDAP) integrado de estas características obedece a la voluntad de facilitar una plataforma de fácil acceso en la que pueda acceder a las historias médicas personales, por ejemplo, todo profesional médico debidamente habilitado, esté donde esté en el mundo. De este modo, el heredero de Esculapio podrá obtener de inmediato la información relacionada con el paciente. Esta accesibilidad instantánea corta procedimientos de pruebas, costes y la estancia en hospitales o clínicas. Otra ventaja que tiene este sistema orgánico es que ofrece a los médicos la oportunidad de solicitar muestras textuales y gráficas de los datos. Así, se enviarán por la Red imágenes de retinopatía diabética, por ejemplo, sin necesidad de echar mano de los formatos, caros y engorrosos, que se suelen aplicar a la difusión de este tipo de información. Llevar a la práctica médica hasta la era de la información electrónica está resultando ser una iniciativa de especial interés que compensa haber tomado.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación