Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Los combustibles renovables, por muy limpios, no dejan de ser combustibles

El derrotero que toma el desarrollo de nuevas tecnologías de producción de energía hace necesario atender al triple criterio de seguridad en el almacenamiento, el manejo y la alimentación de combustibles renovables. A este campo de investigación se ha dedicado un proyecto cuyo objeto es determinar los riesgos de explosión y combustión de 12 muestras de combustible.

Cambio climático y medio ambiente

El propósito genérico de este proyecto de investigación era estudiar las propiedades de varios combustibles tradicionales y renovables con el fin de recabar datos relativos a sus características de seguridad. La información referente a las particularidades de la reacción de los combustibles en los procesos de almacenamiento, manejo y alimentación reviste especial importancia no sólo para las centrales tradicionales, sino también para el desarrollo de nuevas tecnologías de generación de energía, como los sistemas de producción IGCC y PFBC presurizados. En el transcurso de un estudio de dos años de duración (1996-1997), llevado a cabo por VTT (Finlandia), LOM (España), INERIS (Francia), TNO (Países Bajos) y DMT (Alemania) en torno al comportamiento de combustión espontánea y volatilidad de 12 muestras de combustible, se cosecharon datos valiosos sobre cuatro muestras de madera, cuatro de biomasa herbácea, dos de lignito de bajo poder calorífico y dos de mezcla de biomasa y lignito. Los combustibles fueron sometidos a varias pruebas, diseñadas para simular las condiciones reales. Como resultado de las pruebas, se determinaron varias propiedades de los combustibles seleccionados respecto a su comportamiento sobre superficies calientes y como nubes de polvo. Las pruebas se completaron con ensayos adicionales de explosión de polvo en condiciones de simulación del secado y manipulación presurizados de combustibles de biomasa, pruebas con gases inertes para determinar los requisitos de condiciones no explosivas y ensayos de eliminación en condiciones optimizadas. A lo anterior cabe añadir que el proyecto ha generado datos de interés para perfeccionar métodos y procedimientos de determinación de las propiedades de autocombustión e índices de explosión de polvo. INERIS ha encargado y construido una nueva instalación presurizada en la que llevar a cabo ensayos de autocombustión. Esta instalación servirá de ayuda para fabricantes de calderas, de sistemas de manipulación de combustible y de equipos de seguridad, consultores energéticos, empresas de servicios públicos y autoridades que participan en el establecimiento de disposiciones normativas o legislativas de seguridad, así como en la normalización de métodos de ensayo.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación