Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Tecnología solar innovadora para tratar los contaminantes peligrosos del agua

Un nuevo proceso de detoxificación rentable y compatible con el medio ambiente se encarga del tratamiento de contaminantes orgánicos peligrosos y no biodegradables del agua.

Cambio climático y medio ambiente

Los contaminantes orgánicos peligrosos son agentes muy frecuentes en los efluentes procedentes de actividades industriales, tales como las industrias farmacéutica, imprenta, recubrimiento de vehículos, textil y papelera. Los métodos tradicionales de tratamiento de aguas residuales no pueden con varios compuestos, entre los cuales se incluyen los disolventes de hidrocarburos clorados no biodegradables. Ahora bien, un consorcio integrado por multitud de empresas europeas desarrolló y experimentó con buen resultado, en el marco de un proyecto de tres años de duración, una tecnología punta capaz de fragmentar estos contaminantes en compuestos minerales mediante la aplicación de luz. La reacción se produce cuando la luz ultravioleta excita un catalizador semiconductor (TiO2) en presencia de oxígeno; los radicales hidroxilos (OH) así generados atacan los contaminantes, con lo que se origina la ruptura paulatina de las moléculas en dióxido de carbono, agua y ácidos minerales diluidos. La construcción de una instalación de demostración validó el proceso de detoxificación de fotocatálisis. Ésta resultó ser eficaz aunque no hubiera sol, gracias a los colectores solares estáticos diseñados para captar la luz ultravioleta difusa y los rayos directos. Esta tecnología, no sólo es sencilla, sino también rentable y fácil de utilizar, y tan sólo requiere una inversión mínima de capital.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación