Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Tendencias científicas: Un asteroide inoportuno podría ser la razón por la que desaparecieron los dinosaurios

Una nueva investigación indica que la extinción de los dinosaurios atribuida por muchos a un asteroide (fenómeno que pudo dar paso al desarrollo de los humanos) pudo deberse a la caída de este en un momento «inoportuno»

En The Guardian se hacen eco de un artículo publicado en Biological Reviews en el que se sugiere que el asteroide impactó en un momento en el que los ecosistemas estaban debilitados por una pérdida de biodiversidad. De haber impactado varios millones de años antes, o unos pocos millones de años después, los dinosaurios podrían no haberse extinguido y los humanos no existir. En el periódico entrevistan a Steve Brusatte, paleontólogo de la Universidad de Edimburgo que formó parte del equipo internacional que revisó los datos de la extinción de los dinosaurios. Declaró que los dinosaurios podrían haber sobrevivido al impacto catastrófico que finalizó con su reinado si el asteroide hubiese llegado en un «momento más oportuno». Este asteroide cayó sobre la Tierra hace ahora unos 66 millones de años en la zona que ahora es México. El impacto desencadenó maremotos, terremotos y liberó suficiente calor como para provocar multitud de incendios. En The Guardian se lee: «El material que saltó por los aires volvió a caer como lluvia ácida y bloqueó los rayos solares, enfriando así la Tierra temporalmente, puede que varias decenas de grados Celsius». En Nature se explica que durante décadas se ha debatido en el ámbito paleontológico si los dinosaurios se encontraban en un punto álgido cuando impactó el asteroide o si habían comenzado su declive. El estudio nuevo extrae información de una base de datos sobre la biodiversidad de estas especies y de cientos de fósiles descubiertos en la última década. En el resumen del artículo se explica que el impacto se produjo en un momento en el que existía «una diversidad reducida de herbívoros de gran tamaño» que «puede que aumentara la susceptibilidad de las comunidades a sufrir extinciones en cascada». Se añade: «La brusquedad de la extinción de los dinosaurios apunta a la función clave del impacto del bólido». No obstante, en el resumen también se admite que «la insuficiente definición del registro fósil dificulta comprobar los efectos del vulcanismo de la Meseta del Decán». The Guardian señala al respecto que aún existen «lagunas enormes» en el conocimiento que poseen los expertos en dinosaurios: «Solo hay un emplazamiento, la formación rocosa de Hell Creek en los Estados Unidos, que abarca los estados de Wyoming, las dos Dakotas y Montana, que posee un registro fósil adecuado que cubre los últimos años del Cretácico. Para determinar el destino de los dinosaurios es necesario contar con muchos más fósiles de otras regiones». Aunque la causa de la extinción aún no está completamente decidida, no hay duda de que fue repentina y masiva. Tal y como se advierte en el estudio: «Los dinosaurios son una advertencia de que grupos de organismos en algún momento dominantes pueden desaparecer, como de hecho ocurre a menudo. Desaparecieron junto a muchas otras especies en una de las extinciones más masivas de la historia de la Tierra».Para más información, consulte: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/brv.12128/abstract;jsessionid=6B482E4DAC0EF7B63D8CFAB6C5B48B6B.f04t03

Países

Bélgica