Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Nuevas normas de copyright para proteger los productos digitales

Después de que la haya aprobado el Consejo de Ministros, cada vez está más cerca la ratificación de una directiva europea sobre copyrights, que estimulará la creatividad y la innovación a través de la protección del copyright de piezas musicales, películas y otros bienes. La d...

Después de que la haya aprobado el Consejo de Ministros, cada vez está más cerca la ratificación de una directiva europea sobre copyrights, que estimulará la creatividad y la innovación a través de la protección del copyright de piezas musicales, películas y otros bienes. La directiva propuesta pasará ahora al Parlamento Europeo para una segunda lectura, de conformidad con el proceso de codecisión. La Comisión recibió con satisfacción la decisión del Consejo confirmada el 8 de junio, que facilitará el comercio transfronterizo de bienes y servicios protegidos por copyright, con un énfasis particular sobre los productos y servicios de la Sociedad de la Información, en línea o no. La legislación se propone instaurar un equilibrio justo entre los derechos e intereses de todos los implicados: propietarios de los derechos, operadores de redes, consumidores, fabricantes de material electrónico y la comunidad educativa. "Se trata de un avance en lo que constituye una cuestión de importancia vital", afirmó Frits Bolkestein, Comisario de Mercado Interior. "Desde que se presentó por primera vez la propuesta de la Comisión en 1997, hemos asistido a un estallido de la tecnología de la información. Internet está transformando el cine, el vídeo y la música, y está reinventando la noción de participación del público. Para que en Europa los artistas creativos y las industrias basadas en un copyright extraigan el máximo beneficio de ello, tenemos que asegurar la protección de sus derechos de propiedad intelectual." "Sin embargo, es preciso ponderar la situación teniendo en cuenta los derechos de otros interesados: operadores de redes, usuarios y consumidores, la comunidad educativa y la sociedad en general. El equilibrio ha sido delicado, pero finalmente se ha conseguido." La directiva abarca los derechos de reproducción, la divulgación pública y la distribución, la protección legal de los dispositivos anti-copia y los sistemas de gestión de derechos. Los operadores de redes se verán beneficiados por una exención obligatoria con respecto a copias técnicas transmitidas por Internet. Existe asimismo una lista exhaustiva de excepciones del copyright que pueden elaborar los Estados miembros, con la condición de que los titulares del copyright reciban una compensación justa. La aprobación de la directiva es un requisito previo para la ratificación de los tratados de 1996 de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) -conocidos como tratados "Internet"- que ampliarán la protección en el mercado global. Han sido suscritos por todos los Estados miembros de la UE y la Comunidad Europea, y también por los miembros del Espacio Económico Europeo y los países de Europa central y oriental. Esta directiva forma parte de un esfuerzo concertado de la Comisión para crear un marco legal armonizado que promueva el desarrollo de la Sociedad de la Información, complementando en particular la directiva sobre comercio electrónico recientemente aprobada.