Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

La Comisión propone medidas para una Internet más segura

La Comisión Europea ha efectuado una serie de recomendaciones políticas con objeto de que el uso de Internet sea más seguro, incluida la utilización de investigaciones procedentes del futuro VI Programa Marco. Una nueva comunicación de la Comisión hace referencia a los temas...

La Comisión Europea ha efectuado una serie de recomendaciones políticas con objeto de que el uso de Internet sea más seguro, incluida la utilización de investigaciones procedentes del futuro VI Programa Marco. Una nueva comunicación de la Comisión hace referencia a los temas planteados en el Consejo Europeo de Estocolmo del 23 y el 24 de marzo, que concluyó afirmando que "el Consejo junto con la Comisión desarrollarán una estrategia global sobre seguridad de redes electrónicas, incluida la ejecución de acciones prácticas. Esto deberá presentarse con tiempo suficiente ante el Consejo Europeo de Gotemburgo." Uno de los principales temas tratados en la comunicación es la necesidad de disponer de medidas políticas que puedan "reforzar el proceso del mercado y, al mismo tiempo, mejorar el funcionamiento del marco legal." Hacer frente a la delincuencia electrónica, la seguridad de las redes y de la información, la protección de los datos y la piratería informática son algunas de las grandes iniciativas que propone la comunicación. Al comentar esta propuesta, el Comisario europeo de Empresa y la Sociedad de la Información, Erkki Liikanen, afirmó: "Internet se ha convertido en una red auténticamente global. Su apertura constituye el origen de su éxito. Sin embargo, esta apertura también implica determinados riesgos, y por ello necesitamos una estrategia a nivel europeo con objeto de afrontar las amenazas actuales o emergentes a la seguridad." Las medidas específicas mencionadas incluyen el aumento de la conciencia acerca de las cuestiones implicadas, lo cual no sólo debería ayudar a las personas a obtener un mayor conocimiento sobre la materia, sino a comprender cuáles son las mejores prácticas para afrontar dichas cuestiones. Por ejemplo, uno de los problemas ya descubiertos es que la encriptación sólo es válida si tanto el emisor como el receptor utilizan el mismo software. Se necesita más información sobre cómo debería ser el software estándar anti-virus y anti-piratería. En respuesta a ello, la Comisión está creando un inventario de medidas nacionales que se han tomado de conformidad con la legislación comunitaria. Se fomentará que los Estados miembros apoyen la libre circulación de productos de encriptación y la Comisión propondrá una legislación sobre delincuencia informática. Con respecto al soporte tecnológico la comunicación pone en evidencia que el trabajo efectuado sobre la seguridad de Internet en el futuro VI Programa Marco será un factor clave, enlazado con una estrategia más amplia destinada a una mayor seguridad de la red y la información. De conformidad con la comunicación, tendrá que controlarse la utilización de Internet en la Administración pública. Las Administraciones de los Estados miembros necesitarán introducir firmas electrónicas cuando ofrezcan servicios públicos, e implantar soluciones de seguridad interoperativas. La Comisión hará lo mismo en sus sistemas, y fomentará una mejora de los enlaces con otros organismos internacionales con respecto a la seguridad de las redes y la información. La interoperabilidad es uno de los elementos más importantes que se exponen en la comunicación. Se anima a los organismos europeos de estandarización a acelerar el trabajo sobre interoperabilidad, y se indica que la Comisión evaluará la necesidad de una iniciativa legislativa sobre el mutuo reconocimiento de certificaciones. Finalmente, la comunicación insta a los Estados miembros a reforzar sus equipos de respuesta ante emergencias informáticas, permitiendo una mayor comunicación entre ellos. La próxima fase de las propuestas contenidas en la comunicación es someterlas a debate en los Estados miembros y en el Parlamento Europeo, y se ha invitado a la industria y a los usuarios a formular comentarios (enviados a la dirección de correo electrónico que aparece más abajo) hasta finales de agosto de 2001.