European Commission logo
español español
CORDIS - Resultados de investigaciones de la UE
CORDIS

Article Category

Noticias
Contenido archivado el 2022-12-21

Article available in the following languages:

La seguridad en el trabajo requiere más investigación

En 1996 fallecieron en accidentes laborales más de 5.500 personas en Europa. Ese año, además, sufrieron accidentes cuatro de cada 100 trabajadores. En estos datos, publicados por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, se apoyaron los organizadores de un...

En 1996 fallecieron en accidentes laborales más de 5.500 personas en Europa. Ese año, además, sufrieron accidentes cuatro de cada 100 trabajadores. En estos datos, publicados por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, se apoyaron los organizadores de un taller convocado para examinar la dimensión europea de mejorar la seguridad y salud en el trabajo. En el taller se señaló la ausencia de líneas de investigación específicas dedicadas a salud y seguridad en los sucesivos Programas Marco de investigación y desarrollo de la UE. Asimismo, se determinó la necesidad de la detección precoz de riesgos emergentes. En el Reino Unido, el "Health and Safety Executive" (HSE), equivalente británico de la agencia europea, ha emprendido un examen propio de las tendencias tecnológicas y las repercusiones probables en la salud y la seguridad. Las nuevas tendencias potenciales se van publicando en el sitio Internet de HSE. Ahora bien, requieren atención constante lo mismo las amenazas tradicionales que los riesgos nuevos. El de la construcción sigue siendo el sector más peligroso, mientras el mayor número de accidentes se da en las pequeñas y medianas empresas (PYME), simplemente por ser el sector que emplea la mayoría de la población ocupada. No sólo eso, sino que constituye además un sector poco dotado para aprovechar medidas de seguridad y salud descendentes. El envejecimiento de la mano de obra plantea problemas específicos. Aunque actualmente tan sólo el 36 por ciento de las personas con edades comprendidas entre 55 y 64 años ocupa puestos remunerados entre el 68 por ciento de los que tienen entre 15 y 64 años, el porcentaje no hará sino crecer. Lo cual tendrá consecuencias para las prácticas laborales "normales" de alta exigencia física. En el taller se estudiaron métodos capaces de incrementar los niveles de seguridad y salud. Aun sin descartar el papel de la formulación y ejecución legislativa, todas las miradas convergieron en una estrategia adoptada en Suecia. Ahí, desde 1974 se anima a los trabajadores a participar en el programa de prevención de accidentes ejerciendo de representantes regionales de seguridad. Estos trabajadores inspeccionan las condiciones de trabajo en las PYME y fomentan la aplicación de medidas locales de previsión del riesgo. Los estudios llevados a cabo apuntan a que este sistema brinda un apoyo más contundente a las PYME y genera resultados superiores a los que pueda registrar la inspección del trabajo. Reiteradamente en el curso del taller se hizo referencia a datos objetivos y subjetivos a favor de que, sin hechos comprobables y un foro de intercambio de información en torno a buenas prácticas, no parecía que la situación pudiera mejorar, siendo en un principio la razón por la que se estableció la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud.