Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Un nuevo proyecto comunitario examinará la precisión de los métodos para el suministro de perfiles de ADN

Un equipo de investigadores de cuatro Estados miembros examinará la precisión y eficacia de los métodos que se utilizan para ofrecer perfiles de ADN a partir de evidencias físicas dejadas en las escenas de crímenes, gracias a un proyecto financiado en el ámbito del V Programa ...

Un equipo de investigadores de cuatro Estados miembros examinará la precisión y eficacia de los métodos que se utilizan para ofrecer perfiles de ADN a partir de evidencias físicas dejadas en las escenas de crímenes, gracias a un proyecto financiado en el ámbito del V Programa Marco (VPM) de la UE. Los investigadores de Alemania, Dinamarca, España y Reino Unido trabajarán juntos durante doce meses, a partir de septiembre, en el proyecto SNPforID, que cuenta con un presupuesto de más de 1,5 millones de euros. Con frecuencia, los investigadores forenses recurren al ADN para identificar a personas, a partir de las evidencias físicas halladas en los lugares donde se han cometido crímenes. La tecnología actual del ADN permite la identificación exclusiva de un individuo a través de la sangre, el semen, la saliva, los huesos, dientes o fragmentos microscópicos de la piel u otros tejidos. La ciencia forense del ADN no sólo se utiliza para identificar a sospechosos, sino también para exonerar a quienes hayan sido acusados equivocadamente de haber cometido crímenes. "Estamos muy contentos de poder participar en este proyecto, que acelerará la investigación de crímenes en toda Europa y ayudará en los casos para los que la tecnología actual sea inadecuada", dijo la científica principal del proyecto en el Reino Unido, Dra. Denise Syndercombe-Court. En la actualidad, la mayoría de las bases de datos de ADN que se utilizan a nivel mundial emplean ADN de repetición corta en tándem (STR) para ofrecer un mercado genético. Sin embargo, con frecuencia el ADN hallado en la escena de un crimen se encuentra en un estado muy degradado, lo que imposibilita la realización de un perfil completo por STR. La utilización de los polimorfismos de nucleótidos (SNP), otro componente del ADN, permite crear un perfil a partir del ADN fragmentado.