Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Los países en desarrollo deben beneficiarse del uso de sus recursos en invenciones biotecnológicas

La UE ha presentado a la Organización Mundial del Comercio (OMC) una propuesta cuyo objetivo es ayudar a que los países en desarrollo ricos en recursos biológicos se beneficien de las invenciones biotecnológicas que utilizan esos bio-recursos. La propuesta analiza la relació...

La UE ha presentado a la Organización Mundial del Comercio (OMC) una propuesta cuyo objetivo es ayudar a que los países en desarrollo ricos en recursos biológicos se beneficien de las invenciones biotecnológicas que utilizan esos bio-recursos. La propuesta analiza la relación existente entre el acuerdo Aspectos de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio (TRIPS), que permite patentar invenciones biotecnológicas, y el Convenio sobre diversidad biológica, que se propone conservar la biodiversidad y su uso sostenible. "Muchos ecosistemas complejos podrían constituir minas de 'oro verde': medicinas, nuevas variedades de cultivos y otros beneficios para todo el mundo," afirmó el Comisario de Comercio de la UE, Pascal Lamy, acogiendo con satisfacción esta iniciativa. "Es de justicia que los países poseedores de estos recursos se beneficien de su explotación. Con la propuesta de hoy la UE reafirma su compromiso de colocar el desarrollo en el centro de las actuales negociaciones con la OMC," señaló. Los países en desarrollo están preocupados porque el acuerdo TRIPS fomenta que los interesados en patentar invenciones biotecnológicas pasen por alto los principios del Convenio sobre diversidad biológica. Los investigadores deberían obtener la autorización de los países donde se originan los materiales biológicos empleados en las invenciones, y compartir los beneficios con el país de origen. Según ellos, la carencia de información sobre el origen geográfico de los materiales biológicos utilizados en las invenciones hace que les resulte difícil seguir la pista del uso comercial de estos recursos, o comprobar si se está respetando la diversidad biológica. La propuesta de la UE sostiene que el Convenio y el acuerdo TRIPS son compatibles y pueden reforzarse mutuamente. La propuesta clave del documento es que aquellos que han utilizado materiales biológicos y solicitan patentes para sus nuevos productos deben dar a conocer el origen geográfico del material empleado.