Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

El satélite meteorológico MSG-1 ya está en posición

El Meteosat (MSG-1)de segunda generación ha llegado a su posición, en una órbita geoestacionaria situada a 10,5 grados oeste y a 36.000 kilómetros de distancia de la Tierra. La semana pasada se confió el manejo de la nave espacial a la EUMETSAT (European Organisation for the ...

El Meteosat (MSG-1)de segunda generación ha llegado a su posición, en una órbita geoestacionaria situada a 10,5 grados oeste y a 36.000 kilómetros de distancia de la Tierra. La semana pasada se confió el manejo de la nave espacial a la EUMETSAT (European Organisation for the Exploitation of Meteorological Satellites). Ésta activará ahora los instrumentos a bordo y comenzará las pruebas destinadas a preparar la transmisión de las primeras imágenes que envíe el satélite, previstas para finales de octubre. El programa MSG es un proyecto conjunto realizado entre la EUMETSAT y la Agencia Espacial Europea (AEE). Refiriéndose al proyecto, José Achache, director de los programas de observación de la Tierra de la AEE, afirmó: "Desde el desarrollo del satélite hasta el cuidadoso traslado del satélite en dirección a su órbita, la AEE y EUMETSAT han trabajado codo con codo para proporcionar a los ciudadanos una herramienta fiable para el pronóstico del tiempo." Se espera que el proyecto, con un coste total de 1.300 millones de euros, proporcione información detallada sobre el clima y los patrones meteorológicos de la Tierra durante los próximos 12 años. Entre los instrumentos que transporta el satélite se encuentra el instrumento geoestacionario de medición de la radiación térmica global de la Tierra(GERB), que medirá la radiación resultante del planeta, es decir, la fuente de energía que dirige nuestro clima. Está previsto que el GERB constituya una útil herramienta para el análisis del cambio climático y la lucha contra éste. La Dra. Jacqui Russell, coordinadora científica del proyecto GERB, dice que "el cambio climático es una cuestión de vital importancia para la sociedad contemporánea. Las actividades humanas, por ejemplo la utilización de combustibles fósiles, están modificando la composición de la atmósfera terrestre y afectan la radiación resultante que dirige nuestro clima. Gracias a la utilización del GERB aprenderemos mucho más acerca del modo en que se comporta nuestro complejo sistema climático, y aumentará nuestra capacidad para predecir el cambio climático."

Artículos conexos