Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

El equipo holandés toma la delantera en la carrera de vehículos solares "world solar challenge"

Al término del primer día de la séptima edición de la "World Solar Challenge", Nuna II, el favorito de construcción holandesa, llevaba una ventaja de 50 kilómetros en esta carrera de coches de 3000 kilómetros que recorre Australia desde Darwin hasta Adelaida. Nuna II fue cre...

Al término del primer día de la séptima edición de la "World Solar Challenge", Nuna II, el favorito de construcción holandesa, llevaba una ventaja de 50 kilómetros en esta carrera de coches de 3000 kilómetros que recorre Australia desde Darwin hasta Adelaida. Nuna II fue creado por el equipo "Nuon Solar Team", que está intentando mantener su título de "World Solar Challenge" después de ganar la carrera en 2001 con el Nuna I. El equipo, de la Universidad Tecnológica de Delft y de la Universidad Erasmus de Roterdam, espera alcanzar una media superior a los 100 km por hora en la carrera, batiendo así su actual record mundial de 91,8 km por hora. Las reglas de la "World Solar Challenge" son simples: diseñar y construir un vehículo capaz de recorrer el continente australiano utilizando solamente energía solar. El acontecimiento pretende ser una celebración de la excelencia en la educación y la técnica que también presta atención a la importancia del transporte sostenible En total se disputan el título 22 equipos, en los que se incluyen vehículos de Francia y Alemania. Después de la carrera del primer día, el segundo puesto fue ocupado por el equipo australiano Aurora 101, seguido del equipo que ocupó el tercer puesto, el Solar Electric Vehicle, de Estados Unidos. Nuna II fue creado con ayuda de una avanzada tecnología espacial, proporcionada por el programa de transferencia de tecnología de la Agencia Espacial Europea (AEE). El coche impulsado por energía solar tiene una velocidad límite teórica de 170 km por hora. Su armazón externo aerodinámico está construido con los plásticos reforzados de peso ligero más modernos mientras que la estructura principal está construida con fibra de carbón y aramida, un metal empleado para construir satélites. El vehículo es propulsado con las mismas células solares de triple unión de arseniuro de galio que se utilizan a bordo de la sonda lunar SMART-1 de la AEE, lanzado a principios de este año. Nuna II también utiliza la tecnología de seguimiento del punto de máxima potencia para garantizar un equilibrio óptimo entre la energía procedente de la batería y la que se obtiene directamente de las células solares.

Países

Países Bajos