Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

El Parlamento espera que se alcance un compromiso sobre los presupuestos para programas de educación

En el marco de dos iniciativas dirigidas a ampliar las oportunidades que se ofrecen a los estudiantes europeos, el Parlamento Europeo ha aprobado el presupuesto propuesto para el programa europeo eLearning y ha adoptado una resolución sobre los intercambios entre universidades...

En el marco de dos iniciativas dirigidas a ampliar las oportunidades que se ofrecen a los estudiantes europeos, el Parlamento Europeo ha aprobado el presupuesto propuesto para el programa europeo eLearning y ha adoptado una resolución sobre los intercambios entre universidades de países no miembros de la UE. El presupuesto para el programa eLearning ha sido una fuente de conflicto para las instituciones de la UE. La Comisión había propuesto inicialmente un presupuesto de 36 millones de euros, una cifra considerada insuficiente por el Parlamento, ya que éste proponía 54 millones de euros. El Consejo, por otra parte, propuso que el presupuesto fuera menor al propuesto por la Comisión, fijándose finalmente en 44 millones, cifra considerada aceptable por todas las partes. El objetivo general del programa eLearning es promover la integración de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación en los sistemas europeos de educación y formación, mejorando la calidad y la accesibilidad de los mismos. Erasmus Mundus es una ampliación del actual programa Erasmus, que fomentará los intercambios entre estudiantes de universidades y centros de educación superior de la UE y terceros países. El programa estará operativo a partir de enero de 2004 hasta finales de 2008. Todavía no se ha fijado un presupuesto debido al desacuerdo entre las instituciones de la UE sobre el destino apropiado de los fondos. El Parlamento espera la decisión del Consejo sobre la cantidad comprometida de 230 millones de euros. El programa ofrecerá becas a más de 4.000 posgraduados de países no pertenecientes a la UE y países en fase de adhesión y a 1.000 docentes. Los eurodiputados esperan que los cursos prevean el aprendizaje de al menos dos lenguas comunitarias y que los estudiantes asistan a varias universidades europeas.