Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

La Real Academia de Ciencias pide un replanteamiento del sistema de financiación de la investigación en las universidades del Reino Unido

La Real Academia de Ciencias del Reino Unido ha reclamado un cambio radical en la forma de otorgar financiación pública a los investigadores y los departamentos de investigación. En la actualidad el Reino Unido emplea un sistema de apoyo dual, por el cual los investigadores i...

La Real Academia de Ciencias del Reino Unido ha reclamado un cambio radical en la forma de otorgar financiación pública a los investigadores y los departamentos de investigación. En la actualidad el Reino Unido emplea un sistema de apoyo dual, por el cual los investigadores individuales compiten por la financiación de proyectos que conceden los consejos de investigación, pero los fondos destinados a infraestructuras y costes indirectos provienen del consejo de financiación de la educación superior. "El sistema actual de apoyo dual utiliza dos procesos claramente diferentes, pero sin duda gravosos, para llegar al mismo resultado final consistente en entregar a los mejores destinatarios tanto la financiación directa como la de infraestructuras," manifestó el presidente de la Real Academia de Ciencias, Lord May de Oxford, en el lanzamiento del documento sobre políticas. "Ha llegado el momento de dejar de cambiar de sitio las tumbonas de cubierta en dos barcos diferentes, que en definitiva van en la misma dirección." El documento no propone un sistema alternativo, pero indica que la solución puede afectar las transferencias de fondos entre los distintos ministerios u organismos de la Administración. La Real Academia de Ciencias cita informes recientes en los que se destacan diversos defectos del sistema de financiación, pero solicita que se abandone la práctica de revisar determinadas secciones del sistema, y se evalúe de forma más integral toda la estructura de financiación, que actualmente se encuentra desfasada. "Hace aproximadamente cincuenta años [...] cuando el número de universidades existentes en el Reino Unido era una cuarta parte del actual, y el número de investigadores era proporcionalmente aún más reducido, la flexibilidad utilizada para facilitar a casi todo el mundo un 'laboratorio bien dotado', y hacer que a continuación las personas compitiesen por la financiación de proyectos, funcionaba bien," declara el documento, al explicar las razones del sistema. Sin embargo, desde aquella época se ha ido transformando en "poco práctico para proporcionar a cada aspirante a investigador el equivalente contemporáneo del anterior laboratorio bien dotado," añade la Real Academia de Ciencias.