Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Las asociaciones público-privadas aumentan su eficacia para favorecer a la innovación

Un consorcio de socios de la UE ha presentado unas novedosas recomendaciones para crear un mercado europeo que relacione sistemáticamente los proyectos de investigación financiados con fondos públicos con los inversores privados adecuados. La iniciativa EUROMAPLIVE es una me...

Un consorcio de socios de la UE ha presentado unas novedosas recomendaciones para crear un mercado europeo que relacione sistemáticamente los proyectos de investigación financiados con fondos públicos con los inversores privados adecuados. La iniciativa EUROMAPLIVE es una medida de acompañamiento de un año de duración financiada a través del V Programa Marco que se centra en la cuestión de cómo Europa puede obtener un mayor valor económico a partir de la ciencia y la investigación que genera. Noticias CORDIS habló con Giovanni De Duonni del grupo italiano Capitalia (Banca di Roma) - uno de los seis socios del proyecto - y Maurizio Borghi, de la DG de Investigación de la Comisión Europea, que trabaja en la financiación de la innovación relacionada con la prioridad temática de nanotecnología, materiales y procesos de producción del VI Programa Marco (VIPM). Las recomendaciones del proyecto se basan en un análisis detallado y en las entrevistas realizadas a más de 130 interesados en la financiación de la innovación de toda Europa, un enfoque que ha sido bien recibido desde el punto de vista de la Comisión, según el Sr. Borghi. "En este mundo cada vez más complejo, es importante reunir las opiniones de todos los interlocutores relevantes al abordar estos temas complicados, siendo, en este caso: las PYME, las grandes empresas, las instituciones financieras y los organismos públicos", declaró. El proyecto EUROMAPLIVE identifica una serie de factores que impiden que un mayor número de innovaciones basadas en la investigación pública se conviertan en aplicaciones del mercado. Entre ellas figura el problema de los modelos de innovación que son "impulsados por la tecnología", más que "dirigidos hacia el mercado", y la tendencia de los inversores a la hora de buscar oportunidades de mercado de "permanecer en el ámbito local". Otros de los problemas podría ser la reticencia de los inversores a asumir los riesgos de las empresas basadas en tecnología, y una falta de concienciación de parte de las PYME, en relación con los instrumentos financieros que ofrecen los inversores. Los socios del proyecto han sugerido una serie de soluciones para minimizar los problemas. La primera sería crear más asociaciones público-privadas en la fase inicial de desarrollo de los proyectos innovadores. Esto significa que, tanto los socios públicos como los privados podrían evaluar conjuntamente los riesgos de la investigación y la innovación, lo que llevaría a una cultura basada en "compartir los riesgos", que podría aumentar el interés de los inversores en las empresas basadas en tecnología. Una segunda recomendación es que la financiación pública de los proyectos de investigación debería basarse en un procedimiento de dos pasos. El paso 1 sería la presentación de una propuesta simple que sería evaluada principalmente de acuerdo con las expectativas de crecimiento y los requisitos del mercado. La creación de un mercado europeo permitiría conjugar el "paso 1" (proyectos financiados) con los inversores apropiados, sugiere la recomendación. El paso 2 se refiere a la presentación ante las autoridades públicas competentes de un plan de negocio completo, que incluya los pormenores de las operaciones de financiación en las que ya han incurrido con otros inversores. Si el proyecto es evaluado positivamente por las autoridades que otorgan las subvenciones, éste recibiría un paquete de financiación complementaria de fondos de carácter público y privado. En este contexto, el Sr. Borghi señaló que la Comisión está fomentando entre los solicitantes del VIPM el que incluyan planes de negocio en sus propuestas de proyectos. Ello supone un cambio importante en relación con aquellos días, cuando los principales elementos de una propuesta eran la relevancia científica y las buenas asociaciones: "Algunas personas desestiman los requisitos de un buen plan de negocio, y la evidencia de una buena gestión [...]. En algunos casos, podría ser necesario un cambio de mentalidad", declaró. En representación del proyecto EUROMAPLIVE, el Sr. De Duonni declaró que sus recomendaciones van en contra de la creencia de que las asociaciones público-privadas distorsionan el mercado. "En EEUU, contrariamente a lo que se piensa, los pequeños comercios de hecho reciben mucho apoyo de los fondos del Estado", declaró. Así que el reto de Europa es ahora lograr una mejor coordinación entre los fondos públicos y privados, y ahí radica la relevancia del proyecto". Ambos se refirieron al éxito del seminario EUROMAPLIVE, concluido en noviembre, que contó con una importante afluencia y en el que hubieron presentaciones de varios importantes interlocutores en asociaciones público-privadas y en financiación de la innovación. Se espera que este tipo de compromiso aumente el conocimiento acerca de estos temas y los esfuerzos comunes para incrementar la inversión en empresas de innovación.

Países

Italia