Skip to main content

Automatic music transcription of polyphonic audio

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una aplicación que transcribe el sonido a notación musical irrumpe en la industria de la música

Los músicos de todo el mundo ya tienen a su disposición una tecnología híbrida inspirada en los asistentes virtuales y las aplicaciones como Google Translate. Esta herramienta traduce los sonidos a notación musical con una precisión sin precedentes.

Economía digital

Para los aficionados a la música que simplemente quieren escucharla cuando van en coche o con los auriculares, la complejidad de la notación musical resulta desalentadora. Si leer música resulta difícil, lo es incluso más escribirla, especialmente cuando se trata de polifonía. Sin embargo se trata de un proceso esencial: muchos músicos corroborarían que la notación lo es todo en la buena música. Para estos músicos, algo tan sencillo y revolucionario como Google Translate aplicado a la notación musical sería un sueño hecho realidad, como apunta el profesor Sven Ahlbäck, de la empresa sueca DoReMir Music Research AB. «Las ideas musicales, las canciones o las melodías pueden surgir de repente en la mente, y cuando esto ocurre, es importante registrarlas rápido, antes de que se desvanezcan. Escribir música a mano o en un ordenador es un proceso lento y que lleva tiempo dominar, ya que es necesario analizar la sintaxis y reconocer el compás, el tempo, la clave, etc. La posibilidad de plasmar una idea directamente en notación musical supondría un gran ahorro de tiempo para muchos músicos». Lo tienen al alcance de la mano: ScoreCloud, un asistente virtual de notación disponible como software para PC y Mac y como aplicación móvil iOS, puede descargarse de forma gratuita o con cuota mensual, gracias al apoyo del Instrumento para las PYME. Este asistente virtual es como Alexa de Amazon o Siri de Apple, aderezados con una función de traducción instantánea: solo hay que cantar o tocar un instrumento y ScoreCloud lo transfiere a notación. Hecho esto, las ideas pueden evolucionar y convertirse en arreglos y composiciones desde la misma aplicación. Gracias al servicio web my.scorecloud hasta pueden compartirse las notaciones. «Durante muchos años, he estudiado cómo perciben las personas la estructura musical y he descubierto que estas investigaciones podrían utilizarse para desarrollar un software capaz de crear notación musical automáticamente», explicó el profesor Ahlbäck. «Así es como nació ScoreCloud: para ayudar a todos los músicos —desde los principiantes y los amateurs hasta los profesionales— que necesitan que otros toquen su música o quieran desarrollarla mediante notación musical». El grado de complejidad de la música tampoco representa un obstáculo. Tal y como señala Ahlbäck, el modelo cognitivo en el que se basa ScoreCloud emula nuestra forma de percibir la música y trata de generar una notación que además de precisa sea legible. Es capaz de discriminar varias voces y simplificar la partitura, como lo haría una persona que pone por escrito música. Lograr que ScoreCloud pudiese abordar la complejidad de estos procesos fue lo que impulsó verdaderamente a DoReMir a solicitar financiación de la UE. «Uno de los mayores escollos para la notación musical automática era el análisis de la música polifónica, donde suena más de una nota al mismo tiempo. Hace no muchos años, los sistemas de reconocimiento del tono polifónico no eran capaces de producir partituras a partir de instrumentos polifónicos tan habituales como el piano o la guitarra. Nos propusimos comprobar si, combinando la tecnología más moderna con modelos cognitivos, podíamos superar esta barrera y convertir la transcripción automática de música polifónica en una realidad. La financiación de la Unión Europea lo hizo posible», declaró Ahlbäck. El sistema de transcripción de tonos polifónicos desarrollado en el marco del proyecto DoReMIR (Automatic music transcription of polyphonic audio) superó las expectativas de partida del equipo. Ahlbäck afirma que la eficacia lograda es todo un hito mundial. «Durante las pruebas beta, ScoreCloud fue aclamado como el “eslabón perdido” entre la música tocada y la notación musical. También se han interesado por la aplicación otras empresas de software que quieren utilizar nuestra tecnología», aseguró con entusiasmo. A pesar de que el proyecto concluyó en septiembre de 2017, Ahlbäck y su equipo tienen una «larga lista de productos» en mente, incluidas aplicaciones multiplataforma para cantantes, compositores o niños que quieran aprender música. «Esta tecnología permite analizar el contenido de la música a un nivel sin precedentes, sentando las bases para desarrollar aplicaciones de búsqueda de contenidos musicales o sistemas de recomendación de música, entre otras. Asimismo, estamos lanzando una aplicación de mensajería que “musifica” los mensajes». Las posibilidades son infinitas», concluye el profesor Ahlbäck.

Palabras clave

DOREMIR, ScoreCloud, aplicación, notación musical, Google Translate, software, asistente virtual

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación