Skip to main content

Digital Europe for All

Article Category

Article available in the folowing languages:

Herramientas digitales para respaldar la libre circulación de datos en la Unión Europea

El equipo del proyecto DE4A, financiado con fondos europeos, ha ideado nuevas soluciones técnicas y proyectos piloto para hacer posible el mercado único digital en toda la Unión Europea (UE). Gracias a los tres proyectos piloto seleccionados se aclararon los beneficios del mercado y se debería facilitar su futura aplicación.

Economía digital

La Estrategia para el Mercado Único Digital, adoptada en 2015, tiene como objetivo permitir la libre circulación de datos en toda la UE para mejorar la eficiencia de los servicios públicos. Sin embargo, todavía no se ha alcanzado ese punto. A fin de que el mercado único digital se convierta en una realidad, es necesario convencer a todo el mundo de las ventajas de compartir servicios digitales comunes de manera transfronteriza. El proyecto DE4A (Digital Europe for All) reunió a veintidós organizaciones socias para demostrar cómo el mercado único digital puede ayudar a prestar mejores servicios públicos totalmente digitalizados, centrados en el usuario, basados en datos y fiables. Los proyectos piloto abarcan tres situaciones a las que se enfrentan a menudo los ciudadanos de la UE: estudiar en el extranjero, hacer negocios en el extranjero y trasladarse al extranjero. El objetivo del primer proyecto piloto es demostrar las ventajas del mercado único digital a los alumnos de enseñanza superior que estudian en el extranjero y que, a menudo, se enfrentan a dificultades para conseguir el reconocimiento de sus títulos. Los estudiantes pueden utilizar una aplicación móvil desarrollada en el marco del proyecto para proporcionar su título a cualquier autoridad que lo solicite. «Ahora tenemos un prototipo maduro que demuestra el uso real en un contexto transfronterizo de un patrón de intercambio de información centrado en el usuario», declara la coordinadora del proyecto Ana Piñuela, de Atos Research & Innovation, en España. El segundo piloto se diseñó para hacer frente a la carga administrativa que supone hacer negocios en otro Estado miembro. «Gracias al innovador método automatizado demostrado en el piloto, podemos reutilizar la información sobre una empresa a nivel transfronterizo», explica Piñuela. «Esto reduce sustancialmente el tiempo de registro de los servicios orientados a la empresa en otro Estado miembro, y se espera que ahorre a las empresas más de 11 000 millones EUR al año». Todo el proceso se lleva a cabo totalmente en línea y de forma segura, y en él se utilizan los mismos protocolos de autenticación y autorización del país de origen. El tercer piloto aborda los traslados al extranjero. Su objetivo es reducir la carga administrativa de los ciudadanos que se desplazan de un Estado miembro a otro, mediante la armonización del intercambio transfronterizo de información sobre los certificados de empadronamiento, nacimiento y matrimonio.

Un pasaporte de datos

El equipo del proyecto ya ha realizado varios avances. Crearon un «software» para facilitar el intercambio transfronterizo de pruebas entre autoridades. También diseñaron un marco que proporciona la interoperabilidad necesaria para el intercambio de pruebas a nivel paneuropeo. «Los debates y el análisis sobre los retos más importantes a los que se enfrenta la aplicación del Reglamento sobre la pasarela digital única (SDGR, por sus siglas en inglés), el proceso de adaptación de los sistemas nacionales para que se integren con los componentes comunes de DE4A, junto con las pruebas transfronterizas de casos de uso, han permitido a los Estados miembros conocer los retos, los problemas de integración y los obstáculos a la interoperabilidad a diferentes niveles», añade Piñuela. Como resultado, dice, los Estados miembros participantes son ahora más conscientes de los obstáculos jurídicos, técnicos, semánticos y organizativos del mercado único digital. «Tienen acceso a soluciones pragmáticas para superarlos. En general, estas lecciones sobre los esfuerzos y los costes serán valiosas para otros Estados miembros que se enfrenten a un reto similar», señala Piñuela. Dado que los Estados miembros no solo impulsan los proyectos piloto de DE4A, sino que se benefician de ellos, el proyecto seguramente ayudará a superar los retos y obstáculos para la aplicación del SDGR y el principio de «solo una vez» (por el cual se garantiza que los ciudadanos, las instituciones y las empresas solo han de presentar una vez determinada información normalizada a las autoridades y administraciones), y proporcionará ideas valiosas sobre la aplicación y la evolución del sistema técnico de «solo una vez» de la pasarela digital única.

Palabras clave

DE4A, mercado único digital, transfronterizo, solo una vez, pasarela digital única, principio de «solo una vez», sistema técnico de «solo una vez», innovación social

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación