Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Los MPE buscan el equilibrio entre proteger los DPI y garantizar el acceso a la medicina

En la sesión del 18 de enero, la Comisión de Comercio del Parlamento Europeo escuchó diversas opiniones acerca de si la nueva legislación sobre propiedad intelectual en los países en desarrollo está afectando a la investigación y al acceso a la medicina. Los acuerdos ADPIC (...

En la sesión del 18 de enero, la Comisión de Comercio del Parlamento Europeo escuchó diversas opiniones acerca de si la nueva legislación sobre propiedad intelectual en los países en desarrollo está afectando a la investigación y al acceso a la medicina. Los acuerdos ADPIC (aspectos de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio) de la Organización Mundial del Comercio se firmaron en 1995 para garantizar el respeto de las patentes farmacéuticas. No obstante, a los países en desarrollo se les concedió una derogación que les permitía adaptar sus leyes de propiedad intelectual a este acuerdo hasta el 1 de enero de 2005. Todos reconocieron que resulta complicado encontrar un equilibrio entre garantizar que los países en desarrollo puedan importar medicamentos y garantizar al mismo tiempo la protección de la propiedad intelectual para estimular la investigación. Además, debemos proporcionar a la industria farmacéutica un marco regulador que mantenga un clima favorable para desarrollar una costosa labor de investigación y desarrollo,' señaló el MPE húngaro Istvan Szent-Ivanyi. Los representantes de la Asociación Genérica de la Industria Farmacéutica y Médécins sans Frontières definieron la situación como 'preocupante', y afirmaron que probablemente empeore una situación ya de por sí insatisfactoria. Un asesor de la unidad de propiedad intelectual de la Organización Mundial del Comercio (OMC) se mostraba más optimista, al afirmar que el acuerdo ofrece una válvula de seguridad. Varios participantes expresaron la opinión de que es la infraestructura, y no las patentes, la razón por la que mucha gente en los países en desarrollo no tiene acceso a la medicina. Otros de los asistentes cuestionaron esta defensa de las patentes, y afirmaron que no tratan de fomentar la investigación y la innovación, como muchos creen. 'A pesar de la fuerte protección de la propiedad intelectual, la innovación se está estancando,' señaló Ellen t'Hoen, de Médécins sans Frontières. El MPE sueco Carl Schlyter lamentó también la falta de investigación de enfermedades 'no rentables' que afectan principalmente a las personas en los países más pobres. El italiano Vittorio Emanuele Agnoletto fue otro de los que criticó las patentes, y declaró que 'hay que revisar toda la política de patentes'. Los países en desarrollo no son los únicos afectados por los acuerdos ADPIC, los costes de la atención sanitaria en los países desarrollados dependen del precio de los fármacos patentados, afirmó.