Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Científicos británicos descubren cómo hacer que las células del ojo sean sensibles a la luz

Un equipo de investigación del Imperial College London y la Universidad de Manchester ha descubierto la forma de hacer que las células oculares reciban la luz, lo que abre la puerta a una posible cura de determinadas formas de ceguera. Los científicos descubrieron que la act...

Un equipo de investigación del Imperial College London y la Universidad de Manchester ha descubierto la forma de hacer que las células oculares reciban la luz, lo que abre la puerta a una posible cura de determinadas formas de ceguera. Los científicos descubrieron que la activación del gen melanopsina en las células que normalmente no lo usan recupera su fotosensibilidad, y hace que sean capaces de producir una señal biológica. 'Es muy significativo que la activación de un solo gen pueda volver a hacer funcional un fotorreceptor,' señaló Mark Hankins, del Imperial College London. 'La teoría del ojo es que contiene solamente dos sistemas de proveer la visión, los bastones y los conos. Sin embargo, en los últimos años se ha asumido que existe un tercer sistema basado en el gen melanopsina, y que ha estado oculto durante décadas a pesar de la concienzuda actividad científica,' añadió Rob Lucas, de la Universidad de Manchester. La visión depende de la capacidad de los receptores bastón y cono de la retina de interpretar los niveles de luz. La ceguera en muchas ocasiones está causada por una enfermedad de la retina que destruye estos fotorreceptores. En un estudio realizado con ratones, el equipo de Londres y Manchester descubrió que la activación del gen melanopsina hacia que las células nerviosas funcionaran como fotorreceptores. 'Este descubrimiento podría ayudar a los científicos en su búsqueda de formas de tratar la pérdida de visión,' explicó el Dr. Lucas. Hacer que las células del ojo respondan a la luz no supone curar la ceguera, pero los investigadores están colaborando con ingenieros médicos para conseguir retinas artificiales que ayudarán a la gente con problemas de vista a ver con más claridad. El gen melanopsina podría introducirse también en las células sanas en las retinas que sufren alguna enfermedad, haciendo que funcionen los fotorreceptores. Aunque no es muy probable que llegue a restablecer por completo la vista, probablemente se consiga restablecer la fotosensibilidad ante el negro y el blanco. Los expertos creen que este descubrimiento también podría ayudar a comprender mejor el sueño, el insomnio, la depresión y el trastorno afectivo temporal.