Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Los grupos políticos se dividen en torno a la estrategia de Lisboa revisada

Las reacciones de los principales grupos políticos en el Parlamento Europeo a la revisión de la agenda de Lisboa que presentó el 2 de febrero el Presidente de la Comisión, José Manuel Barroso, han sido diversas. El segundo partido político más grande del Parlamento Europeo, ...

Las reacciones de los principales grupos políticos en el Parlamento Europeo a la revisión de la agenda de Lisboa que presentó el 2 de febrero el Presidente de la Comisión, José Manuel Barroso, han sido diversas. El segundo partido político más grande del Parlamento Europeo, el Grupo Socialista (PSE), criticó lo que define como 'falta de equilibrio' en los planes de la Comisión de relanzar la debilitada estrategia. Los socialistas acusaron al Sr. Barroso de destacar las cuestiones económicas y la reforma estructural a costa de medidas medioambientales y sociales progresivas. El vicepresidente del grupo, Harlem Désir, un MPE francés, señaló que 'el Sr. Barroso ha perdido el equilibrio del proyecto - y como consecuencia está poniendo en peligro nuestros objetivos. Las fuertes políticas sociales y medioambientales no deben verse como parte del problema de la competitividad europea, sino como una parte fundamental de su solución.' Otro portavoz de los socialistas afirmó que tratarán de recuperar el equilibrio de las propuestas, e insistió en que el Comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Vladimir Spidla, debe presentar las medidas para mejorar el componente social de la estrategia. Sin embargo, el cuerpo político más grande del Parlamento, el Grupo del Partido Popular Europeo (PPE), aprobó los planes de la Comisión y pidió a los Socialistas que los respalden también. El Presidente del PPE, Wilfried Martens, dijo que 'me gustaría [...] animar al Partido de los Socialistas Europeos a que abandonen las dudas manifestadas y contribuyan a lograr nuestros objetivos europeos comunes. Si todos trabajamos juntos, Europa está destinada a ser un centro económico con una conciencia social única.' El líder de la Alianza de los Demócratas Liberales Europeos, Graham Watson, también defendió la propuesta del Sr. Barroso, señalando que se trata de una agenda sólida y orientada. 'Los gobiernos nacionales deben asumir responsabilidades y los parlamentos nacionales deben sentir como suya la estrategia de Lisboa si queremos pagar a nuestros pensionistas, crear nuevos puestos de trabajo y limpiar nuestro medio ambiente,' añadió el Sr. Watson.