Skip to main content

A New Drive-by-Wire Technology for People with Disabilities and Industrial Applications

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un sistema de dirección innovador acorde con las necesidades de la conducción autónoma y los conductores discapacitados

Los sistemas adaptables actuales que permiten conducir a personas con discapacidades físicas no se pueden comparar con los mandos convencionales del vehículo, por ejemplo los volantes. Una iniciativa de la UE ha abordado este desafío.

Tecnologías industriales
Salud

Es posible que las personas con discapacidades físicas no puedan conducir coches con un volante estándar, en función del tipo de discapacidad, y necesiten un dispositivo de accionamiento personalizado, como una palanca de mando. Estas soluciones de conducción se basan en una tecnología de conducción por cable que consta de interfaces hombre-máquina (IHM) y sistemas electrónicos de conducción seguros. Con la tecnología de conducción por cable, la información de dirección se transforma completamente mediante el hardware y el software, sin el método auxiliar mecánico de la columna de dirección. Además, la conducción se facilita mediante IHM adaptadas individualmente, como palancas de mando y manillares. A menudo, los sistemas de conducción no son capaces de igualar el rendimiento y la respuesta de los mandos convencionales. Además, surgen problemas técnicos, como un desfase temporal y la interferencia entre comandos. El vehículo no suele reaccionar exactamente acorde con las expectativas del conductor, especialmente por la falta de retroalimentación de fuerza activa del dispositivo de accionamiento. En consecuencia, aprender a conducir un vehículo adaptado es difícil y requiere tiempo. Por estos motivos, son necesarios sistemas adaptables que puedan ofrecer soluciones fáciles de usar y fiables. El proyecto Joysteer 3.0 financiado con fondos europeos, «desarrolló un novedoso sistema de conducción por cable que ofrece los mejores niveles de manejabilidad, seguridad y fiabilidad a personas con limitaciones físicas graves», comenta el coordinador del proyecto, Matthias Hell. «Esto permite a personas con diversos tipos de discapacidad, como parálisis muscular o malformaciones en brazos o piernas, conducir un vehículo de forma sencilla y segura». Gracias a los diferentes elementos de control ajustables de forma individual, el sistema de Joysteer 3.0 ofrece más ventajas que los asistentes de dirección tradicionales de los vehículos. El freno de mano, el cambio automático de marchas, las luces, los indicadores y los limpiaparabrisas se pueden controlar más fácilmente con un único sistema y un número reducido de dispositivos de accionamiento. Retroalimentación de fuerza activa y dirección adaptable Joysteer 3.0 es el único sistema con retroalimentación de fuerza dinámica y activa, lo cual permite disfrutar de una experiencia de conducción segura y relajada. Esta función ofrece al conductor pleno control del vehículo desde el arranque, además de los máximos niveles de seguridad. «Los logros más significativos del proyecto incluyeron la eliminación de las limitaciones de la versión anterior del producto», continúa Hell. «Ofrecer flexibilidad a demanda es esencial para el mercado automotriz. Funciones como el acceso remoto, el servicio remoto y la recopilación de datos fueron factores clave para mejorar el producto». Sistemas de doble redundancia para la seguridad La seguridad es la piedra angular de Joysteer 3.0. Existen siempre dos ramas independientes que garantizan una redundancia total de la dirección y el frenado. Al menos uno de los sistemas garantiza que se mantenga un funcionamiento seguro y la manejabilidad incluso en caso de fallo técnico. La tecnología de conducción por cable también sirve como base para la conducción autónoma. Esto significa que no hay columna de dirección. Dado que ya no habría conductor, un ordenador es el que suministra los comandos y es responsable de las trayectorias. Joysteer 3.0 transfiere los datos de GPS y de sensores a las ruedas con una latencia mínima y una dinámica máxima. «El marcado carácter modular de Joysteer aborda este nuevo segmento de mercado para aplicaciones de vehículos autónomos», concluye Hell. «El objetivo final era proporcionar soluciones avanzadas, seguras y validadas a personas con discapacidades y para la conducción automatizada, algo que ya ha logrado Joysteer 3.0».

Palabras clave

Joysteer 3.0, dirección, conducción, conductor, discapacidades físicas, tecnología de conducción por cable, freno, palanca de mando

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación