Skip to main content

EuroMix

Article Category

Article available in the folowing languages:

La verdad sobre nuestra exposición a los cócteles químicos y sus consecuencias en nuestra salud

Los ciudadanos de toda Europa y del mundo están empezando a darse cuenta de lo poco que sabemos sobre las consecuencias de nuestra exposición aparentemente constante a mezclas químicas de todo tipo. Una investigación realizada en el marco del proyecto EuroMix debería ayudar a las partes interesadas a cerrar esta brecha en los próximos años.

Alimentos y recursos naturales
Salud

El objetivo de EuroMix ha sido establecer nuevas estrategias de ensayo y evaluación para las mezclas químicas encontradas en humanos, así como las pruebas y los modelos pertinentes para acompañarlas. La tarea era colosal. Como subraya el profesor Jacob van Klaveren, coordinador del proyecto en nombre del Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente de los Países Bajos: «Antes de EuroMix, apenas existía un mecanismo que considerara la exposición combinada a múltiples sustancias químicas a través de varias vías de exposición. Esto apenas se aborda en la actual evaluación de la seguridad de las sustancias químicas, que es motivo de gran preocupación desde el punto de vista económico, social y científico». Diversos estudios de biovigilancia humana ya han demostrado que en Europa hay un número considerable de sustancias químicas artificiales en el cuerpo, procedentes de múltiples fuentes, entre las que se incluyen la ingesta de alimentos y agua y el contacto dérmico. La mayoría de los reglamentos europeos estipulan la necesidad de considerar el efecto potencial de la mezcla en el futuro. Además, los ensayos con animales están cada vez menos de moda y se necesitan nuevos métodos de ensayo. Para el equipo de EuroMix, la pregunta era simple: ¿Cómo traducimos esta buena voluntad en medidas eficaces? Un método nuevo para una cuestión apremiante «EuroMix considera muchas clases de productos químicos por sus efectos en la salud humana», dice el profesor Van Klaveren. El equipo ofreció una estrategia de prueba para generar los datos de toxicidad que faltan y son necesarios para llevar a cabo futuras evaluaciones de riesgos. Probaron un gran número de sustancias químicas y realizaron varios estudios de caso que abordaron la evaluación de la exposición que afectaba a tres resultados adversos: esteatosis hepática, malformación esquelética y el sistema endocrino. Por último, desarrollaron un nuevo enfoque de modelización de riesgos adaptado a las necesidades futuras de Europa y otros lugares. «Nuestro método comienza con la modelización “in silico”, para agrupar las sustancias químicas en grupos de evaluación acumulativa en ausencia de datos de toxicidad detallados, y establecer prioridades de ensayo. A partir de ahí, utilizamos ensayos “in vitro” sobre los tres resultados adversos para investigar la idoneidad de los supuestos relacionados con la adición de dosis, así como para derivar la toxicidad relativa de cada sustancia química en una mezcla. Los resultados de los ensayos “in vitro” se comparan con los datos de los estudios en animales», explica el profesor Van Klaveren. Aunque los ensayos «in vitro» ya permiten generar nuevos datos de peligrosidad sobre sustancias químicas aún no probadas, el profesor Van Klaveren hace hincapié en la forma en que sus resultados deben extrapolarse de las concentraciones de exposición internas a las dosis externas antes de ser utilizados en la evaluación del riesgo de mezcla. Para ello, el equipo de EuroMix desarrolló nueve modelos específicos y uno genérico de «in vitro» a «in vivo» (IVIVE). Después de la finalización del proyecto Cuando el proyecto termine, el consorcio proporcionará una plataforma modelo y de datos abierta y basada en la web. Esta plataforma incluye los resultados de la modelización «in silico»; los resultados de las pruebas «in vitro» y un enfoque de modelización para derivar factores de potencia relativa; el enfoque de modelización IVIVE; y los datos «in vivo». Un total de once Estados miembros ya han realizado una evaluación de la exposición a las mezclas dietéticas utilizando los datos y modelos de EuroMix. Próximamente se publicarán tres estudios de caso que abordan múltiples rutas de exposición a los bisfenoles y plaguicidas, junto con un estudio de viabilidad sobre la exposición simultánea a plaguicidas, aditivos y contaminantes regulados por diferentes sectores reglamentarios. Para bien o para mal, las sustancias químicas se han convertido en una parte integral de nuestras vidas y, aunque todavía hay mucho que desconocemos sobre las consecuencias de esta ubicuidad en nuestra salud, EuroMix está haciendo progresos.

Palabras clave

EuroMix, sustancias químicas, evaluación de la exposición, mezclas, toxicidad, modelización

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación