Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Estar preparados para la Administración electrónica ahorrará dinero a la UE, según la Comisión

Desde hace algún tiempo, los indicadores vienen demostrando el éxito y el potencial de la Administración electrónica y ya hay varios países de la UE que están liderando el proceso hacia la modernización de las administraciones públicas. Entre estos campeones hábiles en servici...

Desde hace algún tiempo, los indicadores vienen demostrando el éxito y el potencial de la Administración electrónica y ya hay varios países de la UE que están liderando el proceso hacia la modernización de las administraciones públicas. Entre estos campeones hábiles en servicios electrónicos figura Dinamarca, que recientemente informó del ahorro de la friolera de 150 millones de euros anuales para los contribuyentes y 50 millones de euros para las empresas que supuso la introducción de un servicio de facturación electrónica. Según la propuesta de la Comisión Europea, se podrían ahorrar anualmente varios cientos de millones de euros si se aplicaran rápidamente y de forma colectiva en toda Europa los servicios electrónicos. Publicado el 25 de abril, el plan de acción que lleva por título "i2010 eGovernment Action Plan: Accelerating eGovernment in Europe for the Benefit of All", se basa en la Declaración Ministerial adoptada en la Conferencia ministerial de Manchester sobre Administración electrónica de noviembre de 2005, que fijaba expectativas claras sobre los beneficios generalizados y cuantificables de la Administración electrónica para 2010. El plan de acción establece vínculos entre la competitividad y la fortaleza en innovación nacionales y la calidad de las administraciones públicas, y para ello cita a países como Dinamarca, que está entre los primeros en cuanto a apertura y eficacia del sector público y disposición hacia la administración electrónica y alcanza unos indicadores máximos de rendimiento económico y competitividad. Según afirma la propuesta, esto sólo puede significar algo, y es que en la economía mundial, mejorar la Administración estatal es una necesidad competitiva y, por lo tanto, esencial para lograr los objetivos de Lisboa. La propuesta de la Comisión resume cinco áreas específicas en las que se puede realizar un avance práctico entre ahora y 2010 para acelerar la entrega del servicio de administración electrónica y, a la vez, garantizar beneficios tangibles para todas las empresas y ciudadanos europeos. Entre estas áreas está la necesidad de servicios más eficaces que ahorren tiempo y dinero y que tengan sentido para la empresa, la administración y la sociedad en general. El plan de acción sugiere que se haga un uso más amplio de los mecanismos existentes para cuantificar la evolución y compartir las mejores prácticas relativas a la integración de la administración electrónica. También existe el reto de luchar contra la brecha digital y fomentar la inclusión social. De nuevo, algunos Estados miembros cuentan con servicios pioneros que se dirigen específicamente a los grupos de población "desfavorecidos". En Bélgica, los discapacitados pueden ahora obtener beneficios gracias a Internet en cuestión de segundos, mientras que anteriormente tardaban entre tres y cuatro semanas. Sin embargo, todavía hay posibilidades de mejora, afirma la Comisión, apuntando a la necesidad de garantizar el cumplimiento por parte de los Gobiernos de las directrices sobre Accesibilidad electrónica y de un acuerdo para medir los objetivos orientados a convertir a todos los ciudadanos en beneficiarios de la administración electrónica para 2010. Vinculado al tema de la inclusión social está el reto de fortalecer la participación de los ciudadanos y el proceso de toma de decisiones democrático en Europa. Según la Comisión, en una reciente consulta pública sobre Administración electrónica, el 65 por ciento de los entrevistados declaraba que la Democracia electrónica podría ayudar a reducir el déficit democrático de Europa. A sabiendas de esto, el plan de acción propone experimentos de apoyo al uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones para conseguir una participación ciudadana más eficaz en el ámbito de la elaboración de políticas. En el ámbito de la Contratación pública electrónica, que se considera un servicio de alto impacto habida cuenta de que la contratación pública estatal representa el 15 por ciento del PIB o, lo que es lo mismo, 1.500.000 millones de euros, el plan de acción muestra a los Estados miembros los pasos prácticos sobre cómo lograr un cien por ciento de disponibilidad y al menos un 50 por ciento de asimilación de la contratación pública en línea para 2010. Si tiene éxito, se calcula que estas medidas podrían aportar unos ahorros anuales mundiales de 40.000 millones de euros. Por último, y en el contexto de la creciente movilidad de ciudadanos a lo largo de la UE, el plan de acción recalca también la necesidad de servicios que sean fácilmente accesibles a través de las diferentes fronteras nacionales, y apunta al fomento del reconocimiento mutuo y la interoperabilidad entre servicios electrónicos como medio de garantizar la seguridad de las comunicaciones entre las diferentes administraciones públicas.

Artículos conexos

Políticas y directrices

1 Septiembre 2006