Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

INSERM adopta la Carta europea del investigador

El Instituto Nacional de Sanidad e Investigación Médica de Francia (INSERM) ha anunciado oficialmente su respaldo a la Carta europea del investigador y al Código de conducta para la contratación de Investigadores, comprometiéndose a aplicar los principios en su gestión de recu...

El Instituto Nacional de Sanidad e Investigación Médica de Francia (INSERM) ha anunciado oficialmente su respaldo a la Carta europea del investigador y al Código de conducta para la contratación de Investigadores, comprometiéndose a aplicar los principios en su gestión de recursos humanos de su personal investigador y científico. La adopción de la Carta y el Código por parte de INSERM se formalizó mediante la firma el 3 de mayo de una declaración común ente Christian Bréchot, Director General de INSERM y el Comisario de Ciencia e Investigación, Janez Potocnik. Publicadas por la Comisión Europea en marzo de 2005, la Carta y el Código de Conducta son consideradas iniciativas clave de la política de la UE orientada a aumentar el número de investigadores en Europa y a estimular el crecimiento económico y el empleo. Aunque la Carta aborda las funciones, responsabilidades y derechos de los investigadores y sus empleadores u organizaciones de financiación, lo que se pretende con el Código es mejorar la contratación y hacer más justos y transparentes los procedimientos de selección, para lo que propone diferentes medios de juzgar cada caso. "El objetivo es asegurar la igualdad de condiciones para la investigación europea y que los investigadores disfruten todos de los mismos derechos y obligaciones en cualquier lugar que trabajen de la UE", explicó a Noticias CORDIS el Comisario Potocnik. Con ello, las iniciativas contribuirán a "aumentar y perpetuar el atractivo de Europa en todas las etapas de las profesiones científicas, desde los puestos de postdoctorado a los de mayor responsabilidad, mediante el reconocimiento de una 'profesión europea' genuina", señala la declaración conjunta. Al respaldar las iniciativas, afirma la declaración, "INSERM está contribuyendo a la construcción del Espacio Europeo de Investigación en el marco de la estrategia de Lisboa y demuestra a la Comisión Europea su apoyo sólido a la promoción del atractivo de la profesión de investigador en Europa y al desarrollo de todas las formas de movilidad". Creado en 1964, INSERM es el único organismo de investigación público francés que se dedica por entero a la salud humana. Cuenta con 13.000 empleados, entre los que figuran 6.000 investigadores que trabajan en 360 unidades de investigación dispersas por toda Francia centradas en el estudio de todas las enfermedades. La principal misión de INSERM es facilitar el intercambio entre la investigación fundamental y la clínica, la investigación terapéutica o de diagnóstico, y la de sanidad pública. Para cumplir su misión, el instituto trabaja en estrecha asociación con otras instituciones de investigación públicas y privadas y centros de atención como hospitales y universidades. "Es significativo el respaldo de INSERM a la Carta y el Código", declaró el Comisario, "porque el éxito inmediato de las dos iniciativas depende de la disposición a impulsarlas de los Estados miembros y organismos nacionales de investigación". Desde su publicación, un total de 123 organismos de financiación, incluidos gobiernos nacionales, institutos públicos y universidades de ocho países de la UE, además de Suiza, han acordado hasta la fecha aplicar la Carta y el Código. Según el Sr. Bréchot, la Carta y el Código ofrecen resultados que benefician a Francia y otros Estados miembros, así como a los investigadores, ya que "aportarán los medios para que Francia se involucre en una nueva forma más flexible y transparente de concebir las trayectorias profesionales de los investigadores y ofrecerán un marco en el que los países puedan realizar los cambios necesarios para avanzar". INSERM ha reconocido la necesidad de una mayor movilidad por lo que ha comenzado ya a aplicar "medidas de incentivación" de la movilidad en Europa y el extranjero. Una de estas medidas es la llamada "contratos de interfaz" para los investigadores e ingenieros de investigación, que combina puestos permanentes con contratos temporales, permitiendo a los investigadores de INSERM trabajar a tiempo completo durante un periodo de entre uno y cinco años en un proyecto de alta excelencia en un instituto asociado de investigación, hospital o universidad, situados fuera de Francia, en Europa o en cualquier otro lugar, todo ello mientras mantienen su puesto permanente y salario en INSERM. El valor de estos contratos, afirma INSERM, es múltiple. Los contratos no sólo garantizarán la continuidad de la investigación básica y la aplicada y atraerán las transferencias de tecnología y la investigación transnacional, sino que aportarán también a los investigadores una sensación de seguridad y permanencia, al tiempo que les permitirán una flexibilidad para ganar nuevas capacidades y conocimientos técnicos.

Países

Francia

Artículos conexos