Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Un informe aboga por la "convergencia política" para el sector de TIC

La Comisión Europea ha elaborado su primer informe anual sobre la estrategia i2010, en el que aboga por una mayor "convergencia política" dentro del sector de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones con el fin de incentivar el crecimiento y el empleo en Euro...

La Comisión Europea ha elaborado su primer informe anual sobre la estrategia i2010, en el que aboga por una mayor "convergencia política" dentro del sector de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones con el fin de incentivar el crecimiento y el empleo en Europa. El sector de TIC se considera que ha contribuido significativamente a aumentar el crecimiento y el empleo, como reclamaba la renovada estrategia de Lisboa. De hecho, las cifras estimadas de ingresos del sector de TIC en 2005 presentan un aumento del 3,6 por ciento, un índice medio de crecimiento más elevado en comparación con otros sectores. Se considera también que las TIC son el sector más innovador e intensivo en investigación de la UE, y representan el 25 por ciento del total de los esfuerzos de investigación y el 5,6 por ciento del PIB entre 2000 y 2003. Las TIC generaron, además, al menos un 45 por ciento de las ganancias de productividad de la UE durante el periodo 2000-2004. Europa, no obstante sigue retrasada respecto a sus competidores, ya que EEUU viene invirtiendo desde el año 2000 sistemáticamente casi el doble que la UE en TIC. China ha pasado a ser el mayor exportador de bienes de TIC, y superó en 2003 a Japón y la UE y, a EEUU en 2004. Además, la contribución de las TIC a la productividad ha disminuido significativamente en comparación con la segunda mitad de la década de los noventa, y todavía se sitúa a medio camino de EEUU. En términos generales, no hay indicador alguno que apunte a un cambio de tendencia o a una aceleración de los avances en TIC, que podría situar a la UE en una vía sostenible de crecimiento y competitividad. A la luz de estos resultados, el informe revisa los pasos adoptados en el último año por la Comisión, los Estados miembros y todos los interlocutores relevantes para aprovechar la economía digital en Europa, e identifica las áreas donde son necesarios más esfuerzos que garanticen la transición. Tras la adopción en junio de 2005 de la "estrategia i2010: una sociedad de la información europea para el crecimiento y el empleo", los Estados miembros introdujeron prioridades de investigación e innovación e hicieron referencia a las TIC en sus respectivos programas nacionales de reforma. La mayoría de las menciones sobre TIC abordan la Administración electrónica, la banda ancha y la alfabetización digital. La mitad de los Estados miembros señalan también la respuesta que han tenido las TIC por parte de empresas y en los hogares, la aplicación del marco regulador para las comunicaciones electrónicas y la seguridad en la red. El informe apoya se amplíe la adopción de las TIC y argumenta que los Estados miembros pueden progresar por sí mismos incluyendo elementos más avanzados como la convergencia digital o la innovación y la investigación en TIC, y estableciendo vínculos explícitos entre las prioridades en materia de TIC y el conjunto de los objetivos de Lisboa. El informe hace referencia también a la necesidad de un enfoque coherente para la regulación del sector a nivel europeo. La Comisión ya ha iniciado el proceso con el lanzamiento en 2005 de una revisión sobre el actual marco reglamentario para las comunicaciones electrónicas, que incluye recomendaciones sobre cómo abordar los retos de la itinerancia internacional de la telefonía móvil. Sin embargo, con la aparición de nuevos dispositivos, redes y servicios, la UE tendrá que prepararse para hacer frente a los nuevos retos, señala el informe, como la provisión de material digital protegido por los derechos de autor a nivel europeo, el despliegue de soluciones para la gestión de los derechos digitales (DRM), la necesidad de actualizar las normas sobre la protección de datos relativos a los usuarios, y la lucha contra la distribución en línea de contenidos ilegales. En el ámbito de la investigación y la innovación, el informe hace referencia a una serie de iniciativas que están contribuyendo a aumentar la coordinación entre los Estados miembros y los programas de investigación y desarrollo de la Comisión. Entre estas figuran la creación de nueve Plataformas Tecnológicas europeas relativas a las TIC, dos de las cuales están orientándose a crear Iniciativas Tecnológicas comunes; la organización de consultas sobre los sistemas de innovación relacionados con las TIC y vías de fortalecimiento de la investigación; y la aprobación del Programa marco para la Competitividad y la Innovación (CIP). Con la adopción del futuro VII Programa Marco (VIIPM) se consolidarán también los esfuerzos para aumentar la coordinación y la inversión en investigación e innovación en TIC, según señala el informe. Sin embargo, no sólo los Estados miembros y la Comisión deben impulsar el sector de TIC. El informe apunta a la necesidad que tienen las empresas de reorganizar sus procesos, equiparando la inversión en TIC y mediante la participación en más iniciativas en colaboración con el fin de que sus inversiones se traduzcan en ganancias eficaces. El informe destaca el potencial de negocio de las PYME y menciona el trabajo llevado a cabo dentro de la red europea de apoyo al negocio electrónico para las PYME (European eBusiness Support Network for SMEs - eBSN) cuyo objetivo es mejorar las sinergias entre las actuales iniciativas políticas en materia de negocio electrónico de Europa dirigidas a promover la competitividad de las PYME mediante el uso de las TIC. La Comisión ha creado además una Task Force de TIC compuesta por empresas y otros interesados donde juntos revisarán la competitividad dentro del sector de TIC.