Skip to main content

Article Category

Entrevista

Article available in the folowing languages:

Buzek acoge la propuesta referente al IET

El eurodiputado polaco Jerzy Buzek, portavoz en el VII Programa Marco (VIIPM), ha dado un contundente respaldo a la propuesta de la Comisión de crear un Instituto Europeo de Tecnología (IET). La propuesta fue presentada el 18 de octubre por el Presidente de la Comisión, José...

El eurodiputado polaco Jerzy Buzek, portavoz en el VII Programa Marco (VIIPM), ha dado un contundente respaldo a la propuesta de la Comisión de crear un Instituto Europeo de Tecnología (IET). La propuesta fue presentada el 18 de octubre por el Presidente de la Comisión, José Manuel Barroso. Consiste en una estructura de dos niveles - un IET con menos de 100 empleados y una red de Comunidades de Conocimiento e Innovación - y recibirá financiación de fuentes tanto públicas como privadas. El profesor Buzek cree que la propuesta refleja ampliamente lo que él previó en su segundo proyecto de informe sobre el VIIPM. El eurodiputado apoya en particular el enfoque de la Comisión acerca de una red para el IET y el intento de que reciba la menor asignación de personal posible. Además, el profesor Buzek ha hecho campaña para que el IET se centre en la innovación y se alegra de que la propuesta adopte también este enfoque. «La financiación siempre ha sido una marca distintiva», declaró el profesor Buzek en una entrevista con Noticias CORDIS. El eurodiputado considera muy importante el hecho de que que, aparte de los 300 millones de euros del presupuesto comunitario que aproximadamente se emplearán en el Instituto, no se recibirá dinero de ningún otro programa de la UE. «Pienso que es muy bueno que se esperen recursos financieros para esta iniciativa que procedan de diferentes fuentes como el capital privado, las autoridades estatales y regionales o las universidades. De hecho, se trata de algo así como una asociación público-privada, y nosotros [en el Parlamento] estamos subrayando las asociaciones público-privadas en este tipo de ideas», declaró el profesor Buzek. Por lo que respecta a las titulaciones, el profesor Buzek declaró que las Comunidades de Conocimiento e Innovación no deberían competir en educación con nuestras universidades porque son excelentes. De hecho ni siquiera deberían competir en materia de investigación porque tenemos muy buenos resultados en nuestras instituciones científicas en Europa». En lugar de ello, el eurodiputado se muestra a favor de un logotipo del IET que figure en las titulaciones obtenidas por el IET y en cualquier investigación conjunta que haya sido dirigida a través de dicho Instituto. «Debemos recordar que el Instituto Europeo de Tecnología debe estar destinado a la innovación, a mantener la investigación más cerca de la innovación», declaró. El único sector que concierne al profesor Buzek es el de las pequeñas y medianas empresas (PYME). Él piensa que «para las PYME sería difícil enfrentarse a entidades de tanta envergadura como las Comunidades de Conocimiento de Innovación». En su informe original el eurodiputado consideró el IET como potencial centro de apoyo de pequeñas empresas, pero este enfoque no ha sido aceptado por la Comisión. El profesor Buzek no está convencido de que exista en el mundo académico o en la industria el deseo de tener un IET, aunque el señor Barroso está seguro de que muchas de las principales empresas europeas están detrás de esta idea. No obstante, el profesor Buzek cree que esta opinión puede cambiar: «Debemos recordar que hace unos años, cuando la Comisión Europea y personas del Parlamento Europeo comenzaron a hablar sobre la investigación fundamental y la investigación básica, sobre algo como el Consejo Europeo de Investigación [CEI], casi todo el mundo estaba en contra». Ahora, por supuesto, el CEI cuenta con el apoyo de la comunidad científica que espera con impaciencia el comienzo de su funcionamiento. «Probablemente dentro de dos o tres años veremos lo importante que es [el IET].» Para mi ya lo es hoy», declaró. El profesor Buzek compara el IET con las Plataformas Tecnológicas, que son muy conocidas. Reúnen a la industria y al mundo académico con el fin de formular una estrategia común de investigación y son construidas por los propios interesados. «Se podría obtener un resultado muy bueno si fueran las partes interesadas las que organizaran las Comunidades de Conocimiento e Innovación y quisieran formar parte de ellas», declara el eurodiputado. Los parlamentarios también necesitan algo de convicción antes de aprobar el IET. No obstante, según él hay dos cosas que deberían ayudar al proceso: El hecho de que el IET no adquiera fondos de otros programas de la UE y el enfoque hacia la innovación en lugar de la educación o la investigación. El profesor Buzek cree que se puede seguir convenciendo a los eurodiputados si en la propuesta se aborda el tema de las PYME y se mantienen los costes administrativos al mínimo. La situación del Instituto también podría causar problemas. Aunque el profesor Buzek cree que este asunto debería tratarse en una fase posterior, afirma que le gustaría verlo ubicado en uno de los nuevos Estados miembros. «Si hablamos de integración, de verdadera integración, no de ampliación sino de verdadera integración, debemos trasladar una o dos instituciones importantes a los nuevos Estados miembros». Integración y ampliación son dos cosas bien diferentes», aseguró. El eurodiputado no ve la falta de precisión en la propuesta de la Comisión. De hecho, da la bienvenida a la oportunidad que ofrece a partes interesadas de aportar algo a las conversaciones y de ayudar a formar el IET. «Es posible que cada Comunidad de Conocimiento e Innovación se construya de manera diferente y podamos entonces comparar y decir cuál es mejor», comunicó el profesor Buzek a Noticias CORDIS. «Ahora esto no está definido pero ello no se debe a la flaqueza de la propuesta», añadió. El eurodiputado piensa que el IET es definitivamente una de las respuestas a la debilidad de la innovación de Europa. «Es imposible financiar la innovación directamente del VIIPM. Por otra parte, en el Programa de Competitividad e Innovación, financian sólo innovación, no investigación. Y nosotros financiamos a las PYME en el Programa de Competitividad e Innovación. Pero aún existe aún un vacío entre ambos. En mi opinión es este Instituto el que debería ocuparse de este asunto. Si las Comunidades de Conocimiento e Innovación pudieran desarrollar una estrategia y herramientas para cubrir este vacío, se alcanzaría un gran éxito».

Artículos conexos