CORDIS
Resultados de investigaciones de la UE

CORDIS

Español ES

Noticias

Español ES

El presidente de la ESF solicita la creación de una plataforma científica europea de revisión paritaria

Según Ian Halliday, presidente de la Fundación Europea de la Ciencia (ESF), el futuro de la revisión paritaria europea radica en la creación de una plataforma común a través de la cual los países puedan compartir sus experiencias científicas. En un discurso pronunciado en el...

Según Ian Halliday, presidente de la Fundación Europea de la Ciencia (ESF), el futuro de la revisión paritaria europea radica en la creación de una plataforma común a través de la cual los países puedan compartir sus experiencias científicas. En un discurso pronunciado en el marco de la conferencia titulada «Prague Peer Review 2006» (Revisión Paritaria, Praga 2006), el señor Halliday declaró que muchas áreas de investigación podrían beneficiarse de una fuente común de evaluadores. «Si analizamos la Fundación Nacional de la Ciencia de EEUU [NSF], tomando el ejemplo de la física láser, podemos ver que los expertos en este campo, procedentes de todo el continente, se dividen en varios paneles de expertos especializados. Si pudiéramos hacer esto en Europa, se añadiría valor a la división de la pericia científica», declaró. La revisión paritaria comienza cuando un editor envía anticipadamente copias del trabajo o de las ideas de un autor a otros que son expertos en la materia y que hacen las veces de evaluadores. Normalmente, hay dos o tres evaluadores. Cada uno de ellos entrega una evaluación del trabajo, en la que incluye sugerencias para su mejora. Las publicaciones científicas contemplan generalmente esta convención. Aunque la revisión paritaria se considere el mejor método para juzgar la calidad científica, algunos alegan que su subjetividad y variabilidad inherentes llevan a prácticas de revisión dispares. La respuesta es, según ellos, la creación de directrices y métodos de las mejores prácticas de los que sea partícipe toda la comunidad de investigación. Según el señor Halliday, este proceso de armonización podría llevarse a cabo en Europa mediante la creación de una plataforma a través de la cual los países europeos pudieran compartir su experiencia científica. «Me imagino ahora todas las ofertas de toda Europa, pertenecientes a un campo científico, siendo gestionadas en un lugar y a un tiempo», declaró. «De este modo podríamos compartir experiencias a nivel europeo pero el dinero permanecería en el ámbito nacional. Pienso que esta sería una alternativa adecuada para los programas europeos actuales, que intentan compartir financiación europea común». El señor Halliday continuó sugiriendo que la ESF podría cumplir una función en los nuevos paneles europeos. «Éste es el tipo de trato que estamos en condiciones de poner en marcha», declaró. También en la conferencia de Praga, Mark Suskin, del NSF, declaró que este tipo de plataforma podría ayudar a crear vínculos más estrechos entre Estados Unidos y las comunidades científicas europeas. Según sus declaraciones, la comunidad científica estadounidense quiere trabajar con toda Europa, pero a menudo la fragmentación hace que ello sea difícil. «En estos momentos, no creo que Europa esté haciendo uso al mismo tiempo de la totalidad de recursos de que dispone. A veces, resultaría útil trabajar a nivel europeo», declaró.