Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Retraso del Gran Colisionador de Hadrones

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC), el acelerador de partículas más potente del mundo, no entrará en funcionamiento en noviembre, como se había programado inicialmente. El retraso en completar la instalación del túnel de veintisiete kilómetros de circunferencia, en el qu...

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC), el acelerador de partículas más potente del mundo, no entrará en funcionamiento en noviembre, como se había programado inicialmente. El retraso en completar la instalación del túnel de veintisiete kilómetros de circunferencia, en el que el personal científico tratará de reproducir los primeros instantes del Big Bang («la gran explosión») está aún por confirmar por el CERN (Consejo Europeo de Investigación Nuclear), institución responsable de construir el colisionador. Sin embargo, James Gillies, portavoz del CERN, informó a CORDIS Noticias de que el 22 de junio, coincidiendo con una reunión del Consejo del CERN, se prevé la publicación de un nuevo calendario. Diversos informes indican que la principal causa de la demora es el fallo de un «triplete interno» de imanes superconductores, construido por Fermilab, que ocurrió en marzo durante un ensayo de presión rutinario. Cada triplete contiene tres ensamblajes de imanes superconductores, una caja criogénica y de distribución de energía para los imanes, y estructuras asociadas. Los tripletes concentran haces de partículas antes de las colisiones de éstas en el LHC. El equipo de revisión del CERN examinó el diseño mecánico de este triplete interno para cerciorarse de que no hay otros defectos ocultos y realizó una revisión de las reparaciones in situ propuestas. El plan de puesta en servicio también se ha visto entorpecido por el tiempo no previsto que fue necesario para enfriar el primer sector del anillo del LHC. La totalidad de este anillo de 27 kilómetros se tiene que enfriar hasta una temperatura de -271 grados centígrados (inferior a la del espacio interestelar) para que los imanes superconductores que guían y concentran los haces de protones permanezcan en estado superconductivo. Tal estado permite que la corriente fluya sin resistencia y cree un campo magnético denso y potente en imanes relativamente pequeños. Es necesario hacer funcionar un total de 1.650 imanes principales en estado superconductivo, cosa que entraña una complejidad técnica formidable. Por una acumulación de retrasos, faltó tiempo para realizar unas comprobaciones generales de ingeniería planeadas para noviembre pasado, antes de que las instalaciones cerraran sus puertas para el periodo invernal, explicó el Sr. Gillies a CORDIS Noticias. Dichas comprobaciones habrían consistido en proyectar un haz en cada dirección dentro del colisionador, si bien sin aceleración de partículas. Esto habría permitido a los ingenieros y científicos «hacerse una idea del tipo de datos que generará el colisionador», añadió el Sr. Gillies. No obstante, puntualizó, este contratiempo no retrasará el inicio de las actividades de investigación, previsto para la primavera de 2008. Se espera que esta planta proporcione a los científicos físicos una herramienta de tecnología puntera sin parangón para estudiar cuestiones de la física fundamental. Asimismo, debería permitir a la UE mantener su posición de liderazgo en la investigación fundamental en el campo de la física de partículas.

Artículos conexos