Skip to main content
European Commission logo print header

Article Category

Noticias
Contenido archivado el 2023-03-02

Article available in the following languages:

Tender puentes en la investigación entre el Este y el Oeste

Uno de los objetivos principales del espacio europeo de investigación (EEI) es abordar la fragmentación de los esfuerzos de investigación, problema que continúa mermando la competitividad de Europa. La reducción de la fragmentación se encuentra entre los objetivos del proyecto...

Uno de los objetivos principales del espacio europeo de investigación (EEI) es abordar la fragmentación de los esfuerzos de investigación, problema que continúa mermando la competitividad de Europa. La reducción de la fragmentación se encuentra entre los objetivos del proyecto NIS-NEST, que tiene la mirada puesta en el Este, en los países de la antigua Unión Soviética, donde reside parte de la «flor y nata» de la investigación europea en las fronteras del conocimiento. Financiado con arreglo al programa «Tecnologías nuevas y emergentes» (NEST) del Sexto Programa Marco (6PM), el proyecto reúne a socios de Belarús, Moldova, Rusia e Ucrania. El objetivo es intensificar la cooperación entre investigadores de estos países y sus colegas de Occidente. Francia y Grecia también son socios de este proyecto. «Debido a razones históricas, el Este y el Oeste han trabajado por separado, pero ahora creemos que es el momento adecuado para lograr una integración científica que resulte beneficiosa para ambos», dijo a CORDIS Noticias la Sra. María Koutrokoi, del Centro Nacional de Documentación de Grecia y coordinadora de NIS-NEST. El proyecto se centra en tender puentes entre investigadores en las áreas de la investigación en las fronteras del conocimiento y en la investigación de alto riesgo, ya que se cree que en estos ámbitos hay un enorme potencial sin explotar en los países de la antigua Unión Soviética. «Sabemos que en estos países ha habido grandes logros en áreas de investigación de alto riesgo, como la aeroespacial», explicó la Sra. Koutrokoi. Vadim Korablev, de la Universidad Técnica Estatal de San Petersburgo, uno de los socios del proyecto, se mostró de acuerdo. «Tenemos una larga tradición de excelencia en el área de la investigación fundamental, en las matemáticas y en la física. Sin embargo, tenemos algunos problemas para acceder a la tecnología y el equipamiento más avanzados.» El profesor Korablev cree que este proyecto está ayudando a proporcionar ese acceso y, al hacer esto, también a promover la excelencia científica. «Si logramos combinar nuestro alto nivel de profesionalidad en el ámbito de la ciencia fundamental con la tecnología disponible en la UE, tendremos la oportunidad de obtener resultados muy importantes en un lapso de tiempo muy breve.» Según afirmó el profesor Korablev, además de ahorrar tiempo, tal colaboración también ahorraría dinero. Aunque en un principio la idea era incrementar la colaboración dentro del programa NEST, éste se ha extendido a todo el programa marco de investigación de la UE. «Comprendimos que la investigación de alto riesgo se encuentra en todos los programas del programa marco como área horizontal», explicó la Sra. Koutrokoi. Una de las actividades principales de NIS-NEST es un ejercicio de localización de los investigadores y las organizaciones de investigación que trabajan en áreas de investigación exploratoria en los países de Europa del Este. El objetivo es crear una base de datos para ayudar tanto a los investigadores de la UE como a los de los países de Europa del Este a encontrar socios potenciales para los proyectos europeos durante el curso del Séptimo Programa Marco (7PM). La Sra. Koutrokoi subrayó que la base de datos servirá como complemento a las herramientas existentes para la búsqueda de socios. El proyecto ha organizado también una serie de jornadas informativas sobre el 7PM y ha comenzado a celebrar algunos seminarios para ayudar a aumentar la participación en convocatorias de propuestas del 7PM. «Los investigadores están comenzando a tener una idea más clara del programa marco; hasta ahora pensaban que no podían participar y tampoco estaban muy seguros de las normas de participación», informó la Sra. Koutrokoi a CORDIS Noticias. La Sra. Koutrokoi cree que estas actividades están abriendo el camino para lograr un nivel mucho más alto de participación en el 7PM que en programas marco anteriores (en el 6PM Ucrania participó sólo en nueve proyectos). «Somos optimistas y pensamos que el proyecto está sentando las bases para una mejor colaboración», añadió, y predijo que una colaboración más estrecha «ayudará a que las cosas comiencen a fluir, lo que conducirá a más avances en muchas áreas de investigación diferentes.» Además de intensificar la colaboración entre el Este y el Oeste, también se espera que el proyecto ayude a detener el éxodo masivo de científicos e ingenieros de los países de la antigua Unión Soviética, que viene ocurriendo durante las últimas dos décadas. La «fuga de cerebros es un verdadero problema en Rusia», dijo a CORDIS Noticias la Dra. Svetlana Mamakina, de la Universidad Estatal de Moscú. «Este proyecto está tratando de detener la fuga de cerebros, proporcionando a los científicos la posibilidad de trabajar desde sus propias instituciones al tiempo que colaboran con socios de la UE. Esto ayudará a mantener a los científicos en el país.» Esta universidad ha firmado unos doscientos acuerdos con universidades y centros de ciencia de todo el mundo, algunos de ellos de la UE. «Esperamos que este proyecto amplíe esa cooperación», apuntó la Dra. Mamkina. Aunque, en líneas generales, el profesor Alexander Belyaev, de la Academia de Ciencias de Ucrania (uno de los socios de NIS-NEST) es optimista con respecto a que el 7PM beneficiará a investigadores y a instituciones de investigación de estos países, se pregunta si las subvenciones del Consejo Europeo de Investigación (CEI) no agudizarán todavía más la «fuga de cerebros». Pero los otros socios refutan esta opinión. «Aquí no se trata de una fuga de cerebros hacia otro continente», puntualiza la Sra. Koutrokoi. «Es mejor que nuestros vecinos trabajen codo a codo con Europa que al otro lado del Atlántico», añadió Paul Jamet, del punto de contacto nacional de Francia.

Países

Bielorrusia, Grecia, Francia, Moldavia, Rusia, Ucrania